Estrategias de datos para el futuro

  • Modernización de apps

Europa digital dato

Hay innumerables consideraciones que una estrategia de datos de clientes debe incorporar y planificar.

La planificación para el retiro de cookies de terceros, la creciente cantidad y variedad de regulaciones de privacidad en todo el mundo y las continuas demandas de los consumidores de experiencias más personalizadas y adaptadas son solo algunas de las consideraciones.

Una vez que haya definido su estrategia de datos de clientes, es hora de asegurarse de tener un plan en marcha para asegurarse de que se pueda optimizar con el tiempo. Es mejor un enfoque ágil, ya sean principios ágiles formales (por ejemplo, usar el marco de scrum) o alguna variación, aunque su organización puede tener su propia forma de hacer las cosas. Independientemente del enfoque exacto, la iteración y la optimización son esenciales porque, al igual que sus clientes continúan evolucionando, también lo hace su estrategia de datos.

Hacer que su estrategia de datos de clientes esté preparada para el futuro ciertamente no significa poder predecir el futuro, pero el objetivo debe ser implementar un sistema que sea capaz de reaccionar a los cambios y dependencias internas y externas. Esto significa que será lo suficientemente ágil para ayudarlo a gestionar los desafíos y aprovechar las oportunidades a medida que surjan.

Su estrategia de datos de clientes es fundamental para el éxito a corto y largo plazo de su organización. Impulsa a los equipos de ventas, marketing, entrega y servicio al cliente, y puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en la batalla en curso librada para brindar la mejor experiencia posible al cliente. Una estrategia ágil garantizará que pueda adaptarse a las necesidades cambiantes de sus clientes, las normativas de privacidad y datos en evolución en las ubicaciones a las que presta servicios, además de poder adaptarse a las últimas tendencias y requisitos tecnológicos.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.