A medida que los programas de transformación digital siguen siendo una firme prioridad para muchos directores generales, las organizaciones están adoptando cada vez más arquitecturas nativas de la nube para ampliar sus prácticas de DevOps y construir plataformas de desarrolladores que impulsen la innovación.
DevSecOps es un conjunto de prácticas que combina la velocidad y agilidad de DevOps con controles de seguridad. Su objetivo es ayudar a las organizaciones a entregar software más rápido y al mismo tiempo garantizar que las aplicaciones sean seguras.
Mantener la sencillez no sólo es la vía más eficaz para lograr el compromiso, sino que también ayuda a las empresas a evitar los problemas de privacidad de datos que están en auge. Después de todo, la personalización extrema requiere grandes cantidades de datos que la gente no está dispuesta a ceder tan fácilmente.
Scrum es un marco dentro del cual las personas pueden abordar problemas adaptativos complejos, mientras entregan productiva y creativamente productos del mayor valor posible.
La entrega de software de manera rápida, confiable y segura está en el corazón de la transformación tecnológica y el desempeño organizacional, independientemente de la industria.
Sin código permite la colaboración de desarrolladores ciudadanos con otros equipos multifuncionales en el negocio, mientras desarrollan aplicaciones que pueden resolver sus desafíos únicos.