Los datos son la nueva moneda en la era de la digitalización. El intercambio de los mismos crea una situación en la que todas las empresas tecnológicas salen ganando al ofrecer experiencias personalizadas a los internautas.
La pérdida de datos, el cumplimiento normativo, los ciberataques y el ransomware en la nube son cada vez más frecuentes. El informe "Cost of a Data Breach 2021" estudió 537 violaciones en 17 países y descubrió algunos costes de seguridad en la nube preocupantes.
DataOps es una metodología integrada y ágil orientada a los procesos que ayuda a las empresas a desarrollar y ofrecer despliegues analíticos eficaces. Su objetivo es mejorar la gestión de los datos en toda la organización.
Actualmente estamos llegando al final de la fase "Todo es DevOps". DevOps es una gran metodología que ayudó a resolver varios problemas de TI intratables pero, como todo, el marketing y una tonelada de gente inteligente que quiere tener "razón" lo han llevado demasiado lejos. ¿O no?
La hiperautomatización, un proceso que consiste en optimizar la automatización de los procesos de las empresas mediante el uso de diferentes herramientas, conlleva una serie de beneficos para las empresas.
Los ingenieros de software están siempre bajo presión para construir más software, más rápido. Al mismo tiempo, hay una creciente presión regulatoria y de mercado para que el software sea seguro y cumpla con los requisitos de privacidad de datos de los usuarios y los reguladores.
El salario medio de un director de datos (CDO) en 2022 es de 115.611 dólares. Para muchas pequeñas y medianas empresas (PYMES), la contratación de un CDO está por encima de sus posibilidades, pero siguen necesitando formas de abordar la gestión de datos a medida que continúan digitalizándose.
Las empresas y los desarrolladores consumen cada vez más servicios en la nube de diferentes proveedores, dando lugar al término "multicloud". Sin embargo, no todas las nubes son iguales.