3 razones por las que el trabajo en la nube está aquí para quedarse

  • Hybrid IT

LRS trabajo remoto

COVID-19 ha cambiado nuestra definición de "normal" y puede indicar un cambio positivo y permanente hacia el trabajo en la nube.

Con la mayoría de los empleados corporativos obligados a trabajar desde casa, las empresas han duplicado las herramientas que les dan poder a sus fuerzas de trabajo remotas. Al mismo tiempo, los temores a nivel ejecutivo relacionados con el trabajo remoto (por ejemplo, disminución de la productividad y mayor desconexión) nunca se materializaron. De hecho, Gallup descubrió que la participación de los empleados aumentó en gran medida en medio de la fuerza laboral recientemente remota durante la pandemia.

Aunque es imposible saber qué depara el futuro, la adopción generalizada de herramientas remotas y basadas en la nube ha cambiado fundamentalmente el lugar de trabajo actual. Y eso significa que el trabajo en la nube ha llegado para quedarse.

En la era del trabajo en la nube, los flujos de trabajo automatizados y las herramientas comerciales digitales se han convertido en componentes críticos de las operaciones de la compañía. Los tomadores de decisiones ahora deben comprometerse plenamente con la transformación digital de los procesos manuales y en papel para equipar sus operaciones a largo plazo.

Esencialmente, el trabajo en la nube no solo permite a sus empleados trabajar desde cualquier lugar (tanto ahora como en el futuro), sino que también asegura que su negocio esté listo para el futuro.

La pandemia nos ha demostrado que es hora de entrar en la nube. El trabajo en la nube proporciona un marco para crear un mejor modelo operativo en su organización. 

1. El trabajo en la nube es más productivo

Existen razones comerciales válidas por las que los empleados actuales y los posibles talentos desean trabajar de forma remota. Por ejemplo, el 80% de los profesionales de TI dijeron que mudarse a la nube mejoró su productividad.

Otro estudio encontró que los trabajadores remotos eran un 13% más productivos que sus contrapartes en la oficina. La productividad aumentada de los empleados en última instancia se suma a su negocio, ya que los empleados remotos trabajan casi 17 días más al año que los que trabajan en la oficina.

2. El trabajo en la nube reduce los costes

La reducción de la dependencia en reuniones en persona o grandes espacios de oficinas ha provocado que muchos líderes empresariales se pregunten si las grandes huellas físicas valen la pena la inversión.

3. El trabajo en la nube puede mejorar la satisfacción de los empleados

Muchos empleados disfrutan trabajar desde casa porque les permite un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida. La eliminación de un viaje largo, que está relacionado con una probabilidad 33% mayor de depresión, les da a los empleados más tiempo para trabajar en proyectos importantes de la compañía, así como en aprendizaje y desarrollo.

La pandemia de COVID-19 no cambió la forma en que trabajamos: aceleró una transición que ya estaba en marcha. Ahora, las organizaciones que rechazan los estándares del nuevo riesgo normal se quedan atrás de los competidores dispuestos a ofrecer un mejor soporte digital y trabajo en la nube a sus empleados.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.