Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los 3 pilares fundamentales de la agilidad organizacional

  • DevOps

teletrabajo, empleado

Las organizaciones de todo el mundo están reenfocando su cultura laboral en la agilidad para mantenerse al día con los tiempos cambiantes y mantenerse a largo plazo. El estudio de Randstad Workplace descubrió que el 68% de los empleadores cree que para 2025, la mayoría de la fuerza laboral de su organización tendrá un acuerdo de trabajo ágil.

Un lugar de trabajo ágil no solo equipa a las organizaciones para escalar dinámicamente y adaptarse más rápido, sino que fomenta la creatividad, mejora la moral de los empleados y, lo más importante, mejora la sostenibilidad de la organización. Pero inyectar agilidad en su lugar de trabajo no se trata solo de proporcionar horarios de trabajo flexibles. Tampoco se trata solo de proporcionar a su fuerza laboral herramientas en línea que les ayuden a comunicarse y colaborar.

Hay tres pilares fundamentales a tener en cuenta cuando buscas agilizar tu organización.

1. Garantizar las capacidades de trabajo remoto adecuadas

La clave es crear un entorno virtual que facilite a los empleados discutir, intercambiar ideas y colaborar dentro de sus equipos y entre equipos. Y la creación de pautas de comunicación remota bien definidas establece el tono para dicho entorno.

Los espacios de trabajo ágiles están destinados a fomentar la creatividad en los empleados a través de conversaciones espontáneas. La forma en que sus equipos pueden hacer esto en un entorno remoto es tener reuniones virtuales regulares sin ninguna agenda establecida como un sustituto de las conversaciones de café.

2. Crear una cultura empresarial flexible

Adaptar la forma en que interactúan sus equipos será poco si no está respaldado por un cambio cultural en su organización. Como sugiere el término, un cultivo ágil debería proporcionar altos niveles de flexibilidad. Ofrezca a sus empleados la libertad de elegir cómo, dónde y cuándo quieren trabajar. No se trata de la cantidad de horas registradas, sino de la calidad del trabajo.

3. Invertir en tecnología que impulse la agilidad

Si sus empleados dependen de los sistemas de TI heredados para realizar sus trabajos diarios, será extremadamente difícil para ellos estar al tanto de lo que está sucediendo y adaptarse sobre la marcha. La transformación ágil se produce cuando está respaldada por una tecnología que se integra a la perfección en el sistema y equipa a todas las partes interesadas para responder y adaptarse más rápidamente a lo que sucede a su alrededor.

Esto abarca soluciones tecnológicas que hacen posible la comunicación en tiempo real, la colaboración y la gestión del trabajo. Realizar inversiones inteligentes en software en la nube puede garantizar que sus equipos puedan rastrear, monitorear y analizar datos, desde un centro central.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.