Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Agilidad a corto plazo, estabilidad a largo plazo

  • DevOps

futuro

Ante la incertidumbre actual sobre el impacto de la pandemia de coronavirus en todo el espectro de industrias, los líderes deben decidir rápida y continuamente qué planes vale la pena mantener y cuáles descartar. Es una elección espinosa, y no solo porque el movimiento incorrecto podría crear ondas negativas para muchos trimestres por venir.

¿Cómo logramos agilidad ahora sin abandonar nuestros objetivos estratégicos a largo plazo? La respuesta se encuentra, como muchos lo hacen, en la intersección entre valores y prácticas ágiles.

Uno de los valores centrales esbozados en el manifiesto Ágil nos invita a dar la bienvenida y planificar el cambio dentro de nuestros sistemas. Los autores del manifiesto se dieron cuenta de que la capacidad de respuesta podría ser una ventaja competitiva, siempre y cuando no se permitiera que se volviera loco.

Con este valor en mente, los sistemas ágiles siempre deben estar listos para reaccionar a los datos entrantes.

El mundo es volátil, y los planes a lo largo del año que muchos especialistas en marketing tradicionales están tan profundamente apegados no reflejan el panorama cambiante en el que trabajamos. Agile pide a los especialistas en marketing que consideren qué valor podríamos ofrecer en un marco de tiempo mucho más corto.

Los equipos ágiles se sienten cómodos operando con un horizonte de tiempo más corto por delante, por lo que están mejor equipados para hacer los pivotes necesarios para responder a los datos entrantes. Sin embargo, todavía tienen objetivos grandes a largo plazo que han sido identificados por sus líderes, y estos servirán como la estrella del norte para sus decisiones a corto plazo.

Ser ágil no significa cambiar de opinión todo el tiempo. A medida que los equipos ágiles discuten las acciones inmediatas necesarias para abordar los nuevos desafíos, lo hacen teniendo en cuenta el panorama general.

En última instancia, la elección de pivotar o perseverar no se trata de la reactividad, sino del procesamiento inteligente de los datos entrantes. Interiorizamos, evaluamos y respondemos al mar de opciones potenciales con los ojos abiertos gracias a nuestra cartera de pedidos y al flujo de trabajo claramente visualizado que forman la columna vertebral de la forma ágil de trabajar.

No adoptamos un enfoque puramente aditivo, sino que elegimos deliberadamente no hacer ciertas cosas en este momento para que podamos concentrar toda nuestra energía en lo que tendrá el mayor impacto. Entonces, ya sea que pivoteemos, perseveremos o hagamos un poco de ambas cosas, sabemos que estamos haciendo el trabajo correcto en el momento correcto.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.