Cómo superar las guerras internas con la gobernanza de datos

  • Predictive Analytics

Equinix data center

Los datos son un problema de TI: todos en la empresa dependen de los datos y la responsabilidad de esos datos debe compartirse entre TI y la empresa.

La gobernanza garantiza que los datos que se utilizan para las interacciones con los clientes sean precisos, oportunos y adecuados para el propósito que, a su vez, genera confianza con los clientes. Si bien las empresas pueden considerar que la TI y los procesos de gobierno no responden o son adiciones que ralentizan el progreso, esto es, en última instancia, perjudicial para los objetivos de CX. Governance y CX deben trabajar juntos como un equipo para proporcionar la calidad de datos necesaria para impulsar análisis precisos y compromisos con los clientes.

La gobernanza adecuada también es esencial para proteger la privacidad de los datos. A medida que aumentan las regulaciones de privacidad, la gobernanza se expande para incorporar la privacidad y la seguridad, así como el control de acceso y el desarrollo de políticas de datos. Este componente es fundamental para los líderes de CX en particular y es uno en el que deben desempeñar un papel importante.

Confirmar la precisión de los datos

Asegurar la integridad de sus datos debe comenzar en la fuente. Las empresas que trabajan exclusivamente con datos de origen deben asegurarse de que sus datos estén actualizados mediante la implementación de una rutina de limpieza de datos. Esto puede significar mantenerse en contacto regular con los clientes para poder actualizar la información relevante para sus esfuerzos, como la dirección, correo electrónico u otros cambios.

Las empresas que utilizan datos de terceros deben asegurarse de estar trabajando con proveedores de datos fiables, que tengan la capacidad de analizar y filtrar datos erróneos.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.