La computación en nube está a punto de alcanzar otro gran hito

  • Gestión de IT

crecimiento_nube

La cantidad gastada en infraestructura informática compartida en la nube superará por primera vez en 2022 el gasto en equipos informáticos tradicionales para centros de datos.

El gasto en servicios en la nube está a punto de alcanzar otro punto de inflexión clave, ya que los clientes empresariales gastaron 18.300 millones de dólares en infraestructura de computación y almacenamiento en la nube en el primer trimestre (Q1) de 2022, un 17,2% más que en el año anterior.

El total incluye los presupuestos en infraestructura compartida y dedicada. Uno de los principales impulsores del crecimiento fue el gasto en infraestructura de nube compartida, que representó 12.500 millones de dólares (68%) del total. Esta subcategoría también aumentó un 15,7% en comparación con el primer trimestre de 2021, según el analista tecnológico IDC.

Con la creciente demanda de gasto en nube compartida en particular, IDC espera que el gasto en infraestructura de nube compartida supere al gasto no relacionado con la nube en 2022, por primera vez. 

Las perspectivas parecen sólidas para los proveedores de infraestructuras informáticas no relacionadas con la nube, pero no son tan halagüeñas como las de los proveedores de la nube. En este trimestre, el gasto en infraestructura no relacionada con la nube siguió creciendo año tras año hasta alcanzar los 14.800 millones de dólares, un 9,8% más. Fue el quinto trimestre consecutivo de crecimiento. 

El gasto en infraestructura en la nube se ha acelerado desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, ya que las empresas aceleraron las transformaciones digitales. El gasto había crecido durante siete trimestres consecutivos desde el tercer trimestre de 2019, con la excepción de un descenso interanual del 1,9% en el segundo trimestre de 2021. En el 2T de 2020 se produjo el mayor crecimiento interanual, con un 38,4%. En el cuarto trimestre de 2021, el gasto en infraestructura en la nube aumentó un 13,5% en el trimestre en términos interanuales, hasta los 21.100 millones de dólares.

El gasto no relacionado con la nube sigue siendo un mercado enorme y se espera que crezca durante todo el año, aunque a un ritmo mucho más lento que el gasto en la nube. 

Para todo el año 2022, IDC prevé que el gasto en infraestructura en la nube crezca un 22% en comparación con 2021 y alcance los 90.200 millones de dólares. Se trata de la mayor tasa de crecimiento anual desde 2018, señala. El gasto en infraestructura de TI tradicional se espera que crezca un 1,8% hasta los 60.700 millones de dólares.

La mayor compra de infraestructura suministrada por la nube solo explica una parte del aumento del gasto. Otros factores que contribuyen son la inflación y la recuperación gradual de las atascadas cadenas de suministro y redes logísticas del mundo.     

A nivel regional, IDC espera que el crecimiento anual del gasto en infraestructura en la nube crezca entre un 20% y un 25% en Asia Pacífico/Japón, China, Estados Unidos y Europa Occidental. Debido al ataque de Rusia a Ucrania, se espera que la velocidad en Europa Central y del Este disminuya un 54% en 2022. 

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.