Administrar la infraestructura de la nube

  • Hybrid IT

administrador sistemas

Con la tecnología actual, las empresas pueden administrar de forma remota sus datos y cuentas desde una interfaz, lo que lo hace más fácil, rápido y flexible. La nube siempre ha tenido un gran papel en TI y sigue aumentando.

Muchas organizaciones ahora gastan más en infraestructura de nube que en infraestructura que no es de nube, lo que muestra cómo la nube ha impactado el entorno de TI.

Sin embargo, las infraestructuras en la nube se están volviendo cada vez más complejas, especialmente con la revolución digital. Más temprano que tarde, las empresas necesitarán formas más avanzadas de lidiar con esto para seguir viendo beneficios.

En primer lugar, podemos preguntarnos por qué tantas organizaciones se están volcando hacia la nube. La infraestructura en la nube permite una comercialización más rápida y una mayor escalabilidad. Además, los recursos basados ​​en la nube también pueden reducir la complejidad de la implementación de nuevos servicios, lo que permite a los desarrolladores centrarse en tareas más complejas.

Además, las metodologías de centro en la nube como Infrastructure as Code (IaC) permiten la automatización de la gestión y el aprovisionamiento de una pila de tecnología completa con configuración, en lugar de tener implementaciones manuales. IaC también puede respaldar la implementación de CI / CD y los planes de recuperación ante desastres al implementar fácilmente entornos de prueba.

Sin embargo, el dominio de la nube depende de las organizaciones. De hecho, a veces los desarrolladores que implementan implementaciones en la nube intentan lograr resultados rápidos en lugar de centrarse en la eficiencia. Por tanto, este enfoque puede resultar ineficaz y acabar con sistemas difíciles de mantener. Esto incluso podría empeorar con el tiempo si se construyen servicios adicionales o nuevas características sobre el diseño inicial.

Entonces se vuelve cada vez más complicado implementar sistemas en la nube bien diseñados. Las organizaciones que intentan aprovechar la nube de formas más avanzadas a veces se ven obligadas a rediseñar los sistemas existentes, por lo que pierden más tiempo que nada.

También hay otros factores que aumentan la complejidad de la nube. De hecho, la rápida evolución de la nube ha llevado a nuevas tecnologías y estrategias de nube que no existían antes, como los contenedores y sin servidor. Por lo tanto, las empresas deben encontrar la forma de adaptarse. Con esta nueva tecnología, se necesitan nuevas habilidades y experiencia. Solo los ingenieros de nube más calificados permitirán a la empresa mantenerse por delante de la competencia.

Junto a estos avances, también surgen más riesgos de una superficie de ataque más grande. Aquí es donde un equipo experimentado y capacitado para lidiar con la nueva tecnología en la nube es absolutamente vital. Los arquitectos de la nube ahora son necesarios para ayudar a las empresas a ver cualquier tecnología que consideren la mejor opción. La nube múltiple es clave, y las microarquitecturas son la forma de definir la arquitectura empresarial a través de sprints desacoplados impulsados ​​por eventos. Además, las plataformas de nube pública modernas proporcionan amplias capacidades que siguen evolucionando rápidamente. Por lo tanto, la organización ganará tanto en costo como en confiabilidad y facilidad de mantenimiento.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.