Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Larga vida a la arquitectura orientada a servicios

  • Hybrid IT

HPE Synergy Arquitectura Componible

Los sistemas heredados todavía forman la columna vertebral de muchas empresas. Sin embargo, a medida que aumenta la demanda de eficiencia, escala, confiabilidad y agilidad, hemos visto una evolución en estas tecnologías subyacentes para satisfacer esas necesidades.

Los sistemas heredados, que son el pilar de muchas empresas, no fueron desarrollados para soportar la implementación y adopción de nuevas tecnologías y economías en crecimiento que trabajan a una velocidad vertiginosa. En consecuencia, a medida que aumenta el número de iniciativas de transformación digital y se intensifica la velocidad de entrega esperada, los líderes de TI se sienten abrumados por la gran cantidad de solicitudes en todos los sistemas. Además, las interfaces existentes, desarrolladas en un mundo de llamadas por lotes diarias, no son aptas para los canales digitales de hoy que requieren datos en tiempo real.

El analista de Gartner Roy Schulte definió la arquitectura orientada a servicios (SOA) en 1996 como un estilo de computación de varios niveles que ayuda a las organizaciones a compartir lógica y datos entre múltiples aplicaciones y modos de uso.

El objetivo de SOA es crear servicios independientes que representen una sola actividad comercial con un resultado específico, que sea autónomo y pueda ser consumido por otros, independientemente de los detalles de implementación basados ​​en la interfaz expuesta. Sin embargo, dado que las organizaciones de todo el mundo adoptaron SOA, los requisitos de gobernanza de SOA, las integraciones de ESB a gran escala y la necesidad de grandes registros de servicios hicieron que las implementaciones fueran pesadas y monolíticas.

La promesa original de SOA era acelerar la entrega del proyecto, aumentar la agilidad y reducir los costes. Sin embargo, los adoptantes de SOA descubrieron que aumentaba la complejidad e introducían cuellos de botella. Aunque los equipos pudieron crear conexiones más rápidas, también necesitaban mantener una implementación ESB grande que redujera el tiempo de producción y no proporcionara un retorno razonable de la inversión.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.