Cuatro pasos para evitar un incidente de costes en la nube

  • Gestión de IT

cloud

Un reciente Informe sobre el Estado de la Nube descubrió que las organizaciones desperdician el 32% de su gasto en la nube, frente al 3o% del año pasado.

Los picos de costes en la nube pueden hacer estallar el presupuesto de una organización rápidamente y pueden ser difíciles de rastrear, pero las empresas pueden ayudar a protegerse de un incidente de costes en la nube con sólo unos simples pasos.

  • Disponga de una sólida estrategia de etiquetado que atribuya los costes de forma granular

El equipo de operaciones en la nube necesita identificar lo que es importante para los informes empresariales, lo que ayudará a definir y crear una estrategia de etiquetado. Cuando una aplicación utiliza numerosos recursos, como una base de datos y almacenamiento, los equipos deberían considerar la posibilidad de añadir una etiqueta específica para la aplicación y desglosar los costes por cada aplicación. Hay que tener en cuenta que no existe una solución de etiquetado única, por lo que las empresas tendrán que determinar lo que funciona y probar diferentes estrategias añadiendo y eliminando etiquetas más adelante.

  • Comprender la propiedad de los costes de la nube para evitar el caos

Pregúntese hasta qué punto su organización ha atribuido los costes de la nube a los equipos, las aplicaciones o el COGS. La falta de este contexto o visibilidad en la asignación de recursos hace que sea inmanejable e imposible para los propietarios de las operaciones en la nube y los líderes senior ponerse de acuerdo sobre quién es responsable de los distintos gastos y recursos. La atribución manual de los costes no se ajusta con precisión ni tiene en cuenta el uso compartido de los recursos del clúster entre equipos y aplicaciones. Esto crea una confusión que puede aumentar cuando los usuarios reparten arbitrariamente los datos y reclaman la propiedad sin rendir cuentas ni tener una visibilidad clara.

Los costes de la nube deben tener un propietario que garantice que el gasto en la nube está vinculado al valor del negocio. Comprender quién es el propietario de cada pieza ayudará a identificar la causa.

  • Establecer y supervisar los presupuestos de la nube

Los datos históricos sobre el gasto en la nube son oro: pueden ayudar a prever y presupuestar lo que debería ocurrir con la huella de costes de la nube. Si no es así, hay que señalarlo e investigarlo.

Una vez que se tienen los datos de costes bajo control, las organizaciones pueden obtener una imagen precisa de dónde se está gastando en la nube. Una vez establecidos los presupuestos, las organizaciones pueden supervisar el gasto y ajustar los recursos para equilibrar el uso real, en lugar del uso estimado al inicio de la ejecución.

  • Implementar la detección de anomalías en los costes

Las organizaciones pueden protegerse de las anomalías en los costes supervisando y optimizando continuamente los costes de la nube. La detección de anomalías en los costes puede ayudar a actuar como una barrera para el reconocimiento temprano antes de que se conviertan en un problema. 

La ejecución de herramientas de supervisión continua de costes y detección de anomalías para entornos de nube dinámicos es esencial para identificar cualquier actividad que no se ajuste a los gastos previstos o que se desvíe de un patrón establecido. Con una supervisión adecuada, las organizaciones pueden tomar medidas correctivas antes de que se produzca el hecho.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.