Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

DevOps: nadie dijo que fuera fácil

  • DevOps

inactividad fallo problema

DevOps no es una panacea, no es magia, no es un requisito para ninguna empresa y no funcionará para todos los equipos en todas las situaciones. Pero, aunque falle, se debe intentar ponerlo de nuevo en marcha.

Pero si ha intentado adoptar la metodología DevOps, es probable que se deba a que su empresa necesita modificarse sustancialmente para cumplir objetivos específicos. Y DevOps ha demostrado la capacidad de ayudar a muchas organizaciones. Desafortunadamente, muchos parecen abandonar las iniciativas de DevOps y retroceder, a veces más frustrados que si no lo hubieran probado en primer lugar.

TI puede ser el equipo responsable de la confiabilidad, pero este es un gran desafío en una era cada vez más "rápida". Muchas empresas están animando a sus departamentos a experimentar, aprender de sus errores y seguir intentándolo hasta que ofrezcan una innovación que transforme el negocio. Pero en TI, la alta visibilidad de los problemas, incluso aquellos que inicialmente se encuentran dentro de los riesgos aceptados de un nuevo proyecto, parecen tratarse de manera diferente.

DevOps es un excelente ejemplo. A medida que su cultura y sus prácticas ganaban popularidad, las empresas se apresuraron a subirse al tren, solo para tropezar en la ejecución o no entregar una "transformación" anticipada o un ROI medible. No es raro que estas empresas y tomadores de decisiones se queden con un mal sabor de boca. Es posible que se muestren reacios a volver a visitar DevOps e intentarlo de nuevo, incluso con el valor ganado de las inversiones anteriores y las lecciones aprendidas.

Se puede obtener un valor significativo de cualquier inversión en DevOps: una mejor comprensión de la dinámica humana de su organización, como mínimo. Si su equipo intentó implementar algunos de los procesos de DevOps o dio el paso avanzado de adoptar la cultura DevOps, no olvide que lo hizo por una razón. Regrese y revise lo que lo llevó a considerar DevOps en primer lugar. Lo más probable es que las necesidades comerciales subyacentes no hayan cambiado e incluso se hayan expandido.

Según Forrester, el 80% del crecimiento de los ingresos dependerá de las ofertas y operaciones digitales para 2022. Las organizaciones sobrevivirán y crecerán dependiendo de su capacidad para diseñar y brindar servicios tecnológicos, responder a problemas y satisfacer las crecientes expectativas de los usuarios. Al mismo tiempo, teniendo en cuenta el entorno provocado por COVID-19, los equipos de TI están buscando nuevas formas de mantener las operaciones y aprovechar el tiempo para crear una ventaja para cuando el negocio se recupere.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.