Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El arquitecto, el contenedor y el camino hacia el éxito de DevOps

  • DevOps

mundo_transformacion_digital

Las organizaciones de todo tipo están encontrando sus estructuras comerciales alteradas por la transformación digital. Potenciados por las prácticas de DevOps, los equipos de TI están ayudando a reducir los costes, mejorar la agilidad y crear una nueva era de crecimiento impulsado por la innovación.

Pero, ¿qué impulsa a DevOps? Cada vez más, la respuesta son los contenedores: muchos lo ven como una evolución importante en la computación en la nube, proporcionando escalabilidad y flexibilidad donde los desarrolladores más lo necesitan. Sin embargo, si bien los contenedores pueden verse como un "sueño", puede convertirse rápidamente en una pesadilla para los arquitectos empresariales encargados de mantener la infraestructura de TI.

La tecnología heredada, como las bases de datos centralizadas, a menudo presentan problemas de interoperabilidad y, junto con la expansión de contenedores, amenazan con socavar el proyecto DevOps, y los esfuerzos de transformación digital ahora tan vitales para el crecimiento empresarial.

Los contenedores llegaron para quedarse

No es exagerado decir que los contenedores son vistos como uno de los bloques de construcción modernos de la computación en la nube. Al igual que las máquinas virtuales (VM), proporcionan un paquete ordenado y autónomo en el que los desarrolladores pueden ejecutar sus aplicaciones, bibliotecas y otras dependencias. Al hacerlo, los contenedores ofrecen un entorno consistente y predecible aislado de otras aplicaciones. Sin embargo, dado que son más livianos y tienen menos gastos generales asociados que las máquinas virtuales, la implementación de contenedores rápida y fácilmente a gran escala en entornos de nube privada, pública e híbrida es mucho más fácil.

No es de extrañar, por lo tanto, que los contenedores hayan seguido atrayendo cada vez más elogios en los últimos tiempos. La posibilidad de configurar entornos de prueba rápida y fácilmente y escalarlos a producción completa si es necesario es una perspectiva tentadora para los desarrolladores. Se afirma que más del 80% de los equipos de TI usaron contenedores en 2018, frente a poco más de la mitad (58%) del año anterior.

Para los arquitectos, la buena noticia es que hay luz al final del túnel. Las bases de datos modernas están siendo diseñadas para funcionar sin problemas con nuevas herramientas de orquestación de contenedores como Kubernetes, lo que permite a los arquitectos administrar más fácilmente cómo los contenedores se conectan con bases de datos centralizadas en la nube. Armados con tales herramientas, los arquitectos finalmente pueden garantizar que cada componente funcione en conjunto adoptando un enfoque holístico de la infraestructura de TI.

El papel del arquitecto se está volviendo cada vez más desafiante, ya que no solo tienen la tarea de mantener las luces encendidas, sino también proporcionar el entorno adecuado para impulsar el éxito impulsado por la innovación. Los contenedores son solo los últimos avances en tecnología que ponen a prueba su capacidad para mantenerse al día con los equipos de DevOps.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.