Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo las TI permiten escalar en la transformación digital

  • DevOps

Transformación Digital DXC 2

A medida que se acelera la transformación digital, las TI pivotan cada vez menos sobre la tecnología directa y más sobre la creación de capacidades que permitan la estrategia comercial general. Como tal, TI es el motor detrás de la transformación digital de cualquier empresa.

Aquí hay tres formas en que TI puede avanzar en el viaje digital de hoy al empoderar al negocio desde una posición consultiva y estratégica.

Pasando a digital mientras digitalizamos

La digitalización se trata de aprovechar la tecnología para mejorar o mejorar los procesos comerciales, las operaciones y el desarrollo de ofertas. Por el contrario, convertirse en digital se trata de dar valor al cliente a la digitalización, con el objetivo de revolucionar la experiencia del cliente y crear nuevos modelos comerciales digitales. ¿De qué sirve digitalizar un proceso o producto si la experiencia del usuario es deficiente? Equilibrar estos esfuerzos complementarios es esencial. El papel de TI es garantizar que la digitalización y lo digital puedan suceder al mismo tiempo.

Repensar el modelo económico

Es imperativo considerar a TI como el habilitador de prácticas corporativas que siempre están evolucionando y mejorando (por ejemplo, la ciberseguridad). Adoptar metodologías ágiles traerá este enfoque a buen término.

Pivotar a este tipo de modelo basado en capacidades requiere una arquitectura moderna basada en API, que fundamentalmente es la forma de salir de construir y / o reemplazar sistemas monolíticos. Como el mundo actual requiere un buen equilibrio de velocidad y frugalidad, un dominio de la asignación de recursos y un rigor de priorización, debemos descargar los recursos destinados a reemplazar los sistemas que funcionan bien.

Abordar la deuda técnica continuamente

La deuda técnica es quizás el mayor desafío de cada empresa titular cuando se digitaliza. El coste de mantener sistemas heredados y desactualizados es alto, y una gran deuda técnica es otro obstáculo para lograr una transformación digital completa.

Aquí es donde TI puede acudir al rescate al tener un enfoque estructurado y un modelo de compromiso diseñado para optimizar los sistemas y procesos con el fin de liberar recursos para la reasignación. Primero enfóquese en eliminar aplicaciones heredadas personalizadas y herramientas localizadas basadas en criterios que son bien conocidos y compartidos (piense en un sistema de puntaje). Aquí, nuevamente, la asignación de recursos puede desempeñar su papel al garantizar que la organización reconozca el costo total de esos legados.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.