Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los cuatro pilares de la estrategia de DevOps móvil

  • DevOps

movilidad-amenaza

A medida que crece la necesidad de adoptar procesos específicos para el desarrollo móvil, el liderazgo tecnológico busca objetivos y métricas que tengan sentido.

Aunque estos obviamente variarán de una compañía a otra o incluso de un proyecto a otro, podemos caracterizar cuatro componentes clave que brindarán resultados.

Maximizar valor

En casi ningún otro campo, el ciclo de retroalimentación será más directo y más obvio que para el móvil. Parte de esto se debe a una gama de soluciones analíticas en la aplicación relativamente sofisticadas, pero cuando se desarrollan aplicaciones móviles para uso externo, los comentarios de los usuarios finales a menudo llegan rápidamente (y a veces dolorosamente) a través de la mecánica desarrollada por la App Store de Apple y Google Play.

La integración adecuada de estas soluciones analíticas y bucles de retroalimentación con sus otros procesos DevOps móviles asegurará que el valor de cada versión no solo se mida, sino que también informa e influye directamente en su ciclo de vida completo de DevOps móvil.

Maximizar la velocidad

El éxito en los dispositivos móviles tiene que ver con la velocidad. El enriquecimiento continuo de las aplicaciones con correcciones, características y funcionalidades no es solo "agradable de tener", sino imprescindible, ya que opera dentro de ventanas cada vez más cortas de oportunidades comerciales. La integración y las pruebas continuas permiten que sus equipos móviles prosperen en un entorno que, en muchos casos, sigue el imperativo "rápido o muerto".

A pesar de que la cultura del miedo al fracaso y la evitación de cambios es una rareza en los dispositivos móviles, mientras más seguridad brinde su proceso DevOps móvil, mayor será el nivel de confianza de los equipos de desarrollo y productos y mayor será la velocidad de lanzamiento que alcanzará . La integración y las pruebas continuas deberían proporcionar esta seguridad, ya sea a través de soluciones tradicionales locales o en la nube, o un CI específico para dispositivos móviles.

Maximizar la calidad

Las aplicaciones no solo terminan en diferentes versiones del sistema operativo, sino que también llegan a innumerables dispositivos diferentes, a menudo con factores de forma únicos y peculiaridades de hardware que hacen que "no se bloquee" un objetivo inalcanzable. En cambio, la estrategia móvil de DevOps se centra en pruebas rigurosas y detección rápida para minimizar los choques y su impacto.

Las pruebas automatizadas en emuladores, la implementación automatizada, las pruebas en granjas de dispositivos y, opcionalmente, incluso la implementación automatizada para probadores humanos, aseguran que sus lanzamientos móviles cumplan con sus estándares de calidad y, lo que es más importante, las expectativas de sus usuarios finales.

Maximizar la eficiencia

Los equipos móviles eficientes trabajan a través de herramientas integradas de construcción, pruebas, soluciones de implementación, monitoreo y excelente comunicación. Las herramientas correctas y, sobre todo, la confianza en las herramientas permite una amplia automatización de los procesos: desde la gestión del código fuente hasta la automatización de la construcción, las pruebas y la implementación, hasta el monitoreo del rendimiento de la aplicación y el análisis de la aplicación en producción. Las herramientas móviles DevOps permiten procesos automáticos activados por la salida de todos estos servicios y procesos, lo que libera cada vez más al desarrollo y a los equipos de operaciones de tareas aburridas, difíciles o propensas a errores.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.