Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Por qué las organizaciones están eligiendo un enfoque ágil?

  • DevOps

Mujeres trabajando

Una investigación revela por qué las organizaciones se están volviendo ágiles. Los hallazgos, del 13º Informe anual del Estado de Agile de la compañía, muestran un aumento del 71% en la reducción de costes del proyecto como la razón principal para adoptar Agile.

La investigación también muestra que muchas organizaciones se están moviendo hacia un desarrollo ágil para acelerar la capacidad de obtener software creado con alta calidad y ponerlo en manos de sus clientes, administrar prioridades cambiantes y mejorar la alineación entre TI y grupos empresariales. Otros hallazgos notables muestran que:

DevOps (desarrollo de software y operaciones de tecnología de la información para acortar el ciclo de vida del desarrollo de sistemas) es una prioridad organizacional más alta.

La trazabilidad de extremo a extremo es clave para mejorar las prácticas de DevOps.

La gestión del flujo de valor, una secuencia de actividades que una organización realiza para satisfacer las necesidades de los clientes, es nueva, pero importante.

Scaled Agile Framework (SAFe) continúa creciendo en adopción y fue identificado como el método de escalado elegido por el 30% de los encuestados.

Mentalidad de empresa ágil

También ha quedado claro que la tecnología en la nube ha hecho posible que las empresas puedan innovar rápidamente y volverse más ágiles al permitirles enfocarse en el crecimiento del negocio en lugar de preocuparse por la administración de recursos e infraestructura. Pero la agilidad no se trata solo de cambiar a la nube, también se trata de una mentalidad de toda la compañía.

Para implementar cualquier cambio exitoso, una empresa debe comenzar con su gente, asegurándose de que estén configurados para el éxito. Pasar a la nube y cambiar a un nuevo modelo de negocio requiere cambios en la tecnología, los procesos y la cultura, todo lo cual está dirigido por personas.

Decidir entre metodologías ágiles y en cascada a menudo depende del alcance o la complejidad del proyecto. La metodología de cascada toma un enfoque lineal para el desarrollo de software, con una secuencia de eventos, cada uno de los cuales representa una etapa distinta del desarrollo de software.

El enfoque ágil tiene una curva de aprendizaje empinada. Hay una nueva terminología para aprender (iteraciones, standups, retros, etc.), y cuando empiezas, puede parecer contraintuitivo. Sin practicantes ágiles experimentados en el timón, es fácil arruinar este enfoque. Con un desarrollo ágil, los equipos dividen cada característica en la parte del trabajo más pequeña discernible y producen un valor incremental con el tiempo.

Agile se enfoca en entregar software de trabajo con cada lanzamiento, porque con proyectos como el Internet of Things (IoT), el espacio a menudo evoluciona muy rápidamente.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.