Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Agile vs DevOps: ¿Cuál es la diferencia?

  • DevOps

DevOps

Agile y DevOps son dos metodologías de desarrollo de software con objetivos similares; sacar el producto final de la manera más rápida y eficiente posible. Si bien muchas organizaciones están ansiosas por emplear estas prácticas, a menudo existe cierta confusión entre las dos.

¿Qué es DevOps?

DevOps es una metodología de desarrollo de software que apunta a reunir equipos de desarrollo de software y operativos de tecnología de la información. Es un concepto que fomenta una cultura de colaboración entre estos dos equipos que históricamente trabajaron en sus propios silos separados, desde la fase de diseño inicial hasta el lanzamiento del producto.

DevOps es una metodología que combina el desarrollo de software (Dev) con las operaciones (Ops). La intención es permitir la comunicación entre los equipos para que puedan construir, probar y lanzar software más rápidamente y con mayor eficiencia y velocidad.

Al combinar estos dos equipos y procesos distintos, se promueve la integración continua, la implementación continua, las pruebas automatizadas y la transparencia en los repositorios de código.

¿Qué es Agile?

La metodología ágil es también una metodología de desarrollo de software que surgió alrededor del año 2001, cuando se presentó el manifiesto ágil. Emplea cuatro valores y doce principios que ayudan a construir una cultura de desarrollo de software "ágil".

En términos generales, ágil fomenta la adopción y una mentalidad de liderazgo que promueve el trabajo en equipo, la autoorganización y la responsabilidad. Más importante aún, el enfoque ágil se enfoca más en alinear continuamente el desarrollo con las necesidades y tendencias del cliente, incluso cuando esas necesidades y tendencias cambian al final del proceso de desarrollo.

Agile incorpora un conjunto de principios que ayudan a individuos, equipos y unidades más grandes a trabajar juntos. La "mentalidad ágil" se enfoca más en las personas que en los procesos y herramientas. Una organización ágil se adapta y aprende sobre el cambio constante que les permite identificar nuevas oportunidades y añadir más valor para los clientes.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.