Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La calidad se adapta a los entornos ágiles

  • DevOps

Código trafico

Las prácticas ágiles se han convertido en omnipresentes y esenciales en la gestión del desarrollo de software. Algunos incluso dirían que hemos entrado en la Era de Agile.

La adopción de Agile ha ido en aumento durante varios años. Y, en la actualidad, muchas empresas involucradas en el desarrollo de software han adoptado prácticas ágiles o, al menos, han intentado hacerlo. Según Harvard Business Review, el 80% de las organizaciones se han comprometido a adoptar Agile, con más de la mitad actualmente en el proceso de implementación de los principios de Agile.

Los beneficios son bien conocidos y sustanciales. Como señaló el artículo de HBR, Agile "puede desempeñar un papel crucial en la entrega de los productos y servicios correctos, acelerando la toma de decisiones y la velocidad de comercialización, al tiempo que mejora la experiencia del cliente y se mantiene a la vanguardia de la competencia".

Agile está diseñado para lanzar software rápidamente. Y cuando la velocidad del desarrollo se convierte en una prioridad cultural, el control de calidad a menudo se considera como un golpe a la velocidad. Los resultados son predecibles: una notable caída (a veces sustancial) en la calidad del producto.

Pero con solo un simple cambio de mentalidad junto con una modificación menor en los ciclos de retroalimentación, el control de calidad no solo puede sobrevivir, sino también prosperar, en la era de Agile.

Con la aparición de Agile, la misión de los equipos de control de calidad se ha transformado de "probar todo" para "probar lo más rápido posible". Como resultado, la importancia de los equipos de control de calidad se ha minimizado en muchas organizaciones. Aunque el control de calidad sigue siendo un componente de los equipos de Agile Sprint, el control de calidad rara vez recibe el tiempo necesario para llevar a cabo flujos de trabajo de validación y prueba completos y adecuados.

El control de calidad debe ser bienvenido en el pliegue ágil como un componente esencial e igual del proceso de desarrollo ágil.

Los equipos de control de calidad deben ser capaces de seguir el ritmo de la velocidad de desarrollo impulsada por Agile. Las opciones de control de calidad relativamente nuevas, como el control de masas y la automatización, pueden ayudar a acelerar las pruebas a velocidades similares a las de Agile sin sacrificar la calidad del producto.

Como beneficio adicional, estas nuevas técnicas de prueba pueden reducir la carga de trabajo de los equipos de control de calidad internos al tiempo que amplían la cobertura de las pruebas, aumentan la velocidad de las pruebas y mejoran la capacidad de los equipos para reaccionar y escalar rápidamente a las demandas en constante evolución de Agile.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.