Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las 5 etapas de la evolución de DevOps

  • DevOps

DevOps

En el Informe anual del Estado de DevOps se explica cómo las empresas pueden adoptar y hacer crecer las mejores prácticas de DevOps.

La combinación de equipos de desarrollo y operaciones bajo un modelo de DevOps puede acelerar la entrega de aplicaciones y la iteración del producto, pero no es un camino fácil de recorrer. Perseguir el éxito de DevOps a menudo requiere romper barreras culturales y operativas antes de que se pueda realizar cualquier trabajo. Sin embargo, si una empresa puede descubrir cómo navegar su viaje DevOps, el impacto puede ser significativo. Para ayudar a las compañías a entender cómo comenzar con la práctica, el Informe del Estado de DevOps 2018 pretende ayudar a las compañías a establecer y hacer crecer su práctica de DevOps.

Según el informe, las empresas deben comenzar por construir una base para su implementación de DevOps. A medida que los equipos comienzan a probar y desplegar nuevas tecnologías rápidamente, es fundamental que se reutilicen los patrones adecuados de prueba y despliegue. Los equipos están trabajando juntos para mejorar las herramientas al implementar una herramienta de administración de la configuración, según el informe. Una vez que se logran, comienza el verdadero viaje.

Estas son las cinco etapas de la evolución de DevOps:

1. Normalizar la pila de tecnología.

Esta es la primera etapa del proceso, donde los equipos han comenzado a adoptar métodos verdaderos de Agile y están implementando un control de versión adecuado a medida que buscan proporcionar una integración y entrega continuas, según el informe. Aquí también es donde se eliminan las tecnologías redundantes y la pila se normaliza.

Para tener éxito aquí, los profesionales deben basarse en un conjunto estándar de tecnologías y poner las configuraciones de las aplicaciones en el control de versiones, según el informe.

2. Estandarizar y reducir la variabilidad.

Los equipos de desarrollo y operación están trabajando hacia una meta aquí: reducir la varianza, según el informe. Los equipos deben trabajar para asegurarse de que la tecnología se consolide aún más en una sola SO o familia de OS, se reduzca la complejidad del proceso y se exploren las oportunidades de colaboración temprana.

En esta etapa, las configuraciones del sistema también deben colocarse en el control de versiones y las aplicaciones deben ser rediseñadas para que se ajusten a las necesidades del negocio, si es necesario, señala el informe.

3. Expandir las prácticas de DevOps

Ahora que las piezas fundamentales están en su lugar, es hora de limpiar cualquier discrepancia creada por cambios anteriores. Por ejemplo, el resultado del equipo de desarrollo de aplicaciones debe coincidir con el de la entrega para los verdaderos efectivos, según el informe. Además, se debe eliminar la burocracia burocrática para que los contribuyentes individuales puedan trabajar sin la aprobación externa del equipo y se puedan hacer cambios sin tanto tiempo de espera.

4. Automatizar la entrega de infraestructura

Al automatizar la entrega de infraestructura, una empresa puede ayudar a disminuir la discrepancia entre la producción del desarrollo y los tiempos de entrega de las operaciones; esto hace que todos estén más cerca de estar en la misma página, según el informe. Cuando cosas como las configuraciones de seguridad, las configuraciones del sistema y el aprovisionamiento se automatizan, el equipo de DevOps puede entregar más rápido y está mejor configurado para futuros autoservicios.

5. Proporcionar capacidades de autoservicio

Muchas de las capacidades de autoservicio que definen muchas implementaciones de DevOps se crean en la cuarta etapa, pero se realizan aún más y se ponen a disposición más recursos en la quinta etapa, señala el informe. Aquí, los desarrolladores de aplicaciones pueden implementar entornos de prueba por su cuenta y las métricas de éxito son claramente visibles para el equipo.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.