Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Crece la nube y, con ella, su infrautilización

  • Hybrid IT

crecimiento-nube

Impulsado por el crecimiento en el gasto en la nube, su desperdicio en uso superará los 17.600 millones de dólares en 2020, según algunas estiamciones.

Más del 90% de las organizaciones utilizarán servicios de nube pública este año. De hecho, los clientes de la nube pública gastarán más de 50.000 millones en Infraestructura como Servicio (IaaS). Este auge se debe, por supuesto, a la adopción más amplia de los servicios de nube pública. Pero, también es causado por la expansión de la infraestructura dentro de las cuentas existentes. No es sorprendente que el crecimiento en el gasto a menudo exceda el crecimiento en los negocios. Esto se debe a que se desperdicia una gran parte de lo que las empresas gastan en la nube.

Gartner pronosticó recientemente que el gasto en servicios en la nube crecerá un 17% en 2020 y alcanzará los 266.400 millones. Si bien Software as a Service (SaaS) constituye el segmento de mercado más grande con 116.000 millones, la porción de mayor crecimiento del gasto en la nube continuará siendo IaaS. Esto aumentará 24% año tras año y superará los 50.000 millones en 2020.

Por lo general, aproximadamente dos tercios de la factura promedio de la nube pública de la empresa se gasta en computación, lo que significa que se gastarán aproximadamente 33.300 millones este año en recursos informáticos. Desafortunadamente, esta parte de una factura en la nube es particularmente vulnerable al gasto desperdiciado.

A medida que el crecimiento de la computación en la nube continúa y los usuarios de la nube maduran, podríamos esperar que estos 50.000 millones se utilicen de manera óptima.

¿De dónde proviene el desperdicio?

Recursos inactivos: los recursos inactivos son máquinas virtuales e instancias que se pagan por hora, minuto o segundo, que en realidad no se utilizan las 24 horas, los 7 días de la semana. Por lo general, estos son recursos que no son de producción que se utilizan para el desarrollo, la preparación, las pruebas y el control de calidad. Según los datos recopilados, aproximadamente el 44% de su gasto informático se destina a recursos que no son de producción. La mayoría de los recursos que no son de producción solo se usan durante una semana laboral de 40 horas y no es necesario que funcionen las 24 horas, los 7 días de la semana. Eso significa que durante las otras 128 horas de la semana (76%), los recursos permanecen inactivos, pero aún se pagan.

Recursos sobreaprovisionados: otra fuente de gasto desperdiciado en la nube es la infraestructura sobreaprovisionada, es decir, el pago de los recursos es mayor en capacidad de lo necesario. Eso significa que está pagando por la capacidad de recursos que rara vez (o nunca) está utilizando. Alrededor del 40% de las instancias tienen un tamaño de al menos un tamaño mayor que el necesario para sus cargas de trabajo. Simplemente reduciendo una instancia en un tamaño, el costo se reduce en un 50%. Reducir el tamaño en dos tamaños ahorra un 75%.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.