Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nube híbrida: llevar lo mejor de ambos mundos a la empresa

  • Hybrid IT

nube cloud

Hemos llegado a un punto en el que las empresas están migrando en masa a la nube. Como resultado, se ha convertido en un desafío apremiante para los CIOs para identificar exactamente cómo encaja la nube en sus cargas de trabajo. No hay dos organizaciones que tengan las mismas necesidades de servicios en la nube, así que primero demos un paso atrás y pensemos de manera integral sobre qué define a cada tipo de infraestructura en la nube. A partir de ahí, podemos ser más creativos con la forma de adoptar tales soluciones.

Primero, debemos recordarnos que la adopción de la nube no es binaria. Las organizaciones no eligen usar la nube o no: los muchos enfoques estratégicos para la adopción de la nube ayudan a las organizaciones a optimizar la experiencia, el costo, la seguridad, la flexibilidad de los interesados, etc. Sin embargo, los malentendidos rodean las capacidades y limitaciones relativas de esta infraestructura moderna. Innumerables discusiones han analizado las diferencias entre nubes públicas, nubes privadas, nubes múltiples y nubes híbridas, pero la mayoría de estas discusiones pasan por alto los detalles y matices de cómo encajan y cómo las organizaciones las aprovechan.

La mayoría de las empresas se encuentran en diversas etapas de adopción de estrategias de nube híbrida y nube múltiple. En términos de ventajas, los recursos de la nube pública proporcionan escalabilidad y elasticidad casi ilimitadas.

¿Cuándo tiene sentido un enfoque de nube híbrida?

A pesar de que las nubes públicas son tan escalables, a veces una nube o infraestructura privada aún tienen más sentido para situaciones específicas y, a menudo, pueden ser menos costosas de operar. Para estas cargas de trabajo, las organizaciones a menudo desean mantener el control por motivos de seguridad y, por lo tanto, elegirán alojar sus cargas de trabajo en un entorno de nube privada.

En otros casos, las empresas tienen aplicaciones heredadas o entornos de mainframe que son fundamentales para las operaciones de una organización y no están "listas para la nube". Estos tipos de entornos también se ejecutan mejor en una infraestructura privada, ya que permite más libertad y eficiencia cuando se realiza una modernización. la instalación.

Por último, existen limitaciones de rendimiento de las ofertas de nube pública que dependen de la carga de trabajo que puede requerir un procesamiento de GPU y procesamiento de alto rendimiento en las instalaciones. La latencia creada al acceder a estos recursos de cómputo en la Internet pública puede prohibir el rendimiento requerido. Por estas razones, muchas organizaciones tienen una estrategia de nube híbrida por la cual clasifican diferentes cargas de trabajo como nube pública viable y nube privada apropiada.

¿Por qué ir Multi-Cloud?

¿Qué pasa con la multi-nube? A medida que las organizaciones definen su estrategia de nube híbrida, también deben pensar en los distintos proveedores de nube pública y en quiénes son los socios adecuados para su organización. Las organizaciones también deben considerar un nivel de diversificación de proveedores para mitigar el riesgo en una etapa posterior y evitar el bloqueo de proveedores. Esto se conoce como una estrategia de nube múltiple, donde una empresa utiliza varios proveedores de nube para atender a sus partes interesadas internas y externas.

La interrupción digital lo cambia todo. En un futuro cercano, aquellas empresas que no han modernizado su infraestructura de TI y transformado las capacidades de sus equipos, se verán rápidamente afectadas y en desventaja en sus respectivos mercados. Por eso, las organizaciones adoptarán un enfoque de nube híbrida para su negocio más temprano que tarde.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.