Llevar las aplicaciones SaaS a los datos

  • Gestión de apps

BBVA-ingenieros software

En las últimas décadas se han producido varios cambios importantes en la forma en que se construyen y despliegan las aplicaciones, y ahora estamos viendo el comienzo de un nuevo cambio que abre enormes oportunidades para todo tipo de desarrolladores. En lugar de llevar los datos a las aplicaciones, los desarrolladores están llevando sus aplicaciones a los datos.

En una aplicación SaaS tradicional, el proveedor de SaaS almacena y procesa los datos en su propia plataforma, incluso si esa plataforma se ejecuta en una de las principales nubes públicas. Cuando un cliente quiere acceder a sus datos, a menudo para unirlos con otros conjuntos de datos, tiene que exportar los datos (a través de APIs o CSVs) o cargar el otro conjunto de datos en la herramienta y utilizar cualquier capacidad de análisis que la herramienta haya construido. Esto es doloroso para los clientes y también para el desarrollador, que tiene que dar soporte a casos de uso más alejados de la gestión de relaciones tradicional.

En este nuevo mundo, el cliente corre y las aplicaciones se conectan a la misma plataforma de datos, almacenando y procesando sus datos allí. Esto significa que la unión de dos conjuntos de datos está a una sola consulta, sin necesidad de mover los datos. También significa que el cliente posee y controla los datos, lo que hace que los obstáculos de seguridad y gobernanza sean mucho más fáciles de superar para los desarrolladores. Además, como el cliente paga por la plataforma de datos, el desarrollador no tiene que aumentar los costes y puede obtener márgenes significativamente mayores.

Aunque es pronto, este cambio ya está en marcha. Empresas de rápido crecimiento están aprovechando al máximo este cambio y los principales inversores también lo han captado.

Hay dos tendencias clave que están conduciendo a la aparición de estas aplicaciones conectadas: La amplia adopción de plataformas de datos en la nube y la priorización del control de los datos por parte de los clientes.

En los últimos diez años, ha surgido una nueva clase de plataformas de datos altamente escalables y rentables, que permiten a las empresas de todos los tamaños adoptar una tecnología que antes sólo estaba al alcance de los proveedores más sofisticados para utilizarla dentro de sus propios productos. Antes, los proveedores de SaaS tenían que desarrollar sus propias y complejas plataformas de datos, muy específicas para su caso de uso, y cobrar precios elevados para cubrir el coste de funcionamiento de esas plataformas. Hoy en día, no sólo vemos que los proveedores de SaaS migran a las plataformas de datos en la nube, sino que también las empresas adoptan las propias plataformas. Esto significa que, por primera vez, todas las empresas tienen acceso a las mejores plataformas de datos disponibles.

También estamos asistiendo a un enorme cambio en la forma en que las empresas piensan y protegen sus datos. En parte por la normativa y en parte por la publicidad sobre las filtraciones de datos, las empresas grandes y pequeñas están prestando mucha más atención a la seguridad, el control y el buen gobierno de sus datos. Cuando sus datos están repartidos en docenas o más aplicaciones SaaS diferentes, es casi imposible garantizar su seguridad y los controles de acceso. Centralizar esos datos en una única plataforma, y conectar sus aplicaciones a ella, permite un único punto de control y seguridad para cada dato.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.