Cómo tener una mentalidad post pandemia en el mundo del desarrollo de software

  • DevOps

pandemia-empleo

En los dos años transcurridos desde los primeros bloqueos por coronavirus, las necesidades digitales de los clientes han cambiado a un ritmo acelerado. La experiencia resaltó la necesidad de que las organizaciones sean más ágiles en la respuesta.

En términos generales, cuanto más grande es una empresa, menos capaz es de reaccionar rápidamente. Una forma de comenzar a adoptar la mentalidad necesaria es encontrar y definir los límites lógicos de la presencia digital de su empresa. Luego, en lugar de empujar todo en una dirección, manéjelos como preocupaciones separadas.

Eso significa tratar cada plataforma digital como un producto distinto, como el sitio web de marketing, las aplicaciones nativas o el portal de atención al cliente. Asigne a cada uno de estos un propietario de producto dedicado, un experto en scrum y un pequeño equipo autoorganizado. El trabajo de estos será probar la plataforma a la que están asignados e impulsar mejoras.

El trabajo del propietario del producto es lograr el equilibrio entre las partes interesadas internas y las necesidades de los clientes. Esto puede ser más complicado de lo que parece, porque depende de esas figuras internas, como el director ejecutivo y los miembros de la junta, que aflojan su control sobre un proyecto en particular y lo hacen responsable de los comentarios de los usuarios. El propietario del producto luego creará una acumulación de tareas priorizadas para que el maestro de scrum y el equipo trabajen.

Cualquier característica nueva, o plataforma digital completa, puede lanzarse como un producto mínimo viable (MVP) y enviarse a la guarida del dragón de comentarios de los usuarios. La naturaleza básica y simplificada de un MVP significa que el equipo puede adaptarlo rápidamente y realizar mejoras. Cuando las mejoras están listas, se publican, se recopilan comentarios y todo el ciclo comienza de nuevo.

Crucialmente, usted y el equipo deben estar dispuestos a fallar. Esto no significa ver el fracaso como algo necesario o inevitable. Significa aceptarlo, aprender de él y seguir adelante. El fracaso solo es malo si persiste durante tanto tiempo que desperdicia recursos que podrían haberse gastado mejor en otro lugar. De lo contrario, es una parte importante del progreso.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.