El auge de los ingenieros ciudadanos

  • DevOps

ingeniero de sistemas

Las herramientas de código bajo y sin código son beneficiosas porque aprovechan el talento y la experiencia en el dominio de las personas que no son ingenieros de software.

Son personas que se han ganado el estatus de ingenieros civiles. No es necesario codificar mucho, o nada, para usarlos. Pero sí necesita aprender otras cosas, como cómo usar la herramienta a través de su GUI y cómo pensar con rigor sobre lo que está tratando de automatizar. Las herramientas de código bajo y sin código siguen dando órdenes a las computadoras, y las computadoras hacen lo que les dices, incluso cuando eso no es exactamente lo que quieres.

Sin embargo, la curva de aprendizaje no es tan empinada como para convertirse en un ingeniero de software en toda regla. Eso significa que puede conseguir que más personas creen cosas para abordar más necesidades. El hecho de que el creador de una aplicación personalizada también sea un experto en el dominio significa que es más probable que la aplicación sea útil.

Con el abrumador crecimiento del software y la digitalización, las organizaciones dependen en gran medida de los ingenieros de software que están atascados con las complejas tareas de su organización. El desarrollo de código bajo y sin código permite a los colegas menos técnicos, a menudo denominados ingenieros ciudadanos, hacerse cargo del trabajo fundamental, lo que luego da espacio para que los desarrolladores experimentados se centren en iniciativas de transformación digital de alto rendimiento.

 

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.