Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

3 mitos sobre los bucles de retroalimentación de DevOps que deben desterrarse

  • DevOps

DevOps

Para que DevOps tenga éxito, los desarrolladores de software, los probadores, los equipos de operaciones de TI y las partes interesadas relevantes (como clientes o directores de proyectos) deben ser transparentes y honestos sobre su trabajo, al mismo tiempo que comparten, reciben y actúan sobre comentarios valiosos.

Si bien las prácticas de comunicación sólidas son útiles, no puede beneficiarse de procesos mejorados sin aplicar bucles de retroalimentación en toda la organización. Los bucles de retroalimentación ayudan a eliminar los límites operativos entre los equipos y encerrar a todos en un ciclo continuo de mejora, que conduce a una mejora constante a nivel cultural.

A pesar de esta realidad, algunos mitos sobre los bucles de retroalimentación de DevOps están alterando la forma en que la industria los entiende. Intentemos desacreditar algunos de ellos.

Mito 1: Los circuitos de retroalimentación son solo para equipos técnicos

Los verdaderos bucles de retroalimentación de DevOps requieren retroalimentación para moverse en todas las direcciones. Todos los equipos deben recibir comentarios sobre su trabajo, lo que les permite aprender de él y mejorar sus procesos en consecuencia. El acto de identificar y amplificar los circuitos de retroalimentación más importantes es otra habilidad que lleva tiempo desarrollar.

La mejora del proceso en DevOps se reduce a la capacidad de todo el equipo para corregir errores o solucionar problemas tan pronto como surjan, no solo en el aspecto técnico. Sin esta comprensión, el verdadero valor de los circuitos de retroalimentación amplificados nunca se puede obtener.

Mito 2: Notificaciones automatizadas = Bucles de retroalimentación

Los sistemas de alerta automatizados son muy útiles para los profesionales de DevOps, ya que ayudan a estar al tanto de errores inesperados o problemas con las nuevas compilaciones; también pueden ser muy abrumadores y contraproducentes si no se administran correctamente.

Si bien estos sistemas son esenciales para adelantarse a los errores técnicos, no alertan sobre ningún problema organizacional o bloqueo que otros equipos puedan enfrentar. Los bucles de retroalimentación DevOps exitosos requieren comunicación e interacción humana fuera de los sistemas automatizados. Este enfoque es vital para cosas como mejorar el código o eliminar una acumulación de problemas de larga data.

Mito 3: Hay cosas más importantes en las que centrarse

Un enfoque suficiente en los circuitos de retroalimentación ayuda a descubrir problemas que antes eran difíciles de detectar. Todos los equipos se beneficiarán de asignar tiempo suficiente para esto, ya que les permitirá reflexionar sobre el estado actual del proyecto y reconocer áreas potenciales de mejora.

Los bucles de retroalimentación de DevOps pueden alinear los equipos técnicos con las experiencias de los usuarios, garantizar que el conocimiento se comparta en toda la organización, fomentar la propiedad, inculcar un mayor sentido de responsabilidad y asegurarse de que los problemas o las solicitudes se aborden mucho más rápido. Los cambios culturales como este pueden reducir drásticamente esas situaciones urgentes, mostrando el nivel de atención que requieren los circuitos de retroalimentación.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.