Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Consultor DevOps vs. ingeniero DevOps: ¿cuál es la diferencia?

  • DevOps

ingeniero de sistemas

DevOps está en auge y sus profesionales también. Pero, ¿en qué se diferencian estos puestos? Como punto de partida, definamos quiénes son los consultores de DevOps y los ingenieros de DevOps. ¿Son realmente tan diferentes?

Un consultor de DevOps es un profesional certificado de DevOps que generalmente se contrata para resolver un problema específico o para educar a los empleados a usar las herramientas de DevOps, y que trabaja de acuerdo con los principios de DevOps.

Un ingeniero de DevOps es una persona de tecnología interna capacitada para implementar las prácticas de DevOps en organizaciones de TI de una manera rentable y que generalmente actúa de acuerdo con el diseño creado por un arquitecto de DevOps (o proporcionado por una consultoría de DevOps).

Básicamente, el primero proporciona orientación y comparte información sobre las formas de resolver los problemas actuales, mientras que el segundo se centra principalmente en hacer que un diseño específico funcione de acuerdo con los procedimientos establecidos.

Dado que hay mucha controversia en torno a DevOps y el proceso de transformación de DevOps, los roles de los participantes y la terminología pueden diferir. Además de eso, algunos argumentan que un rol de DevOps separado puede crear un tercer silo que empeora los silos entre los equipos de Dev y Ops.

¿A quién debe contratar? 

DevOps ya no es solo para unicornios. Las nuevas empresas tecnológicas e incluso las pequeñas y medianas empresas (PYME) que desean administrar sus organizaciones de TI de manera más eficiente pueden optar por una transformación de DevOps.

Las empresas que tienen un problema específico que resolver (por ejemplo, lograr actualizaciones de aplicaciones más rápidas y de mayor calidad) es mejor que contraten a un consultor de DevOps. Esa persona evaluará la situación y brindará consejos concretos y los próximos pasos. Luego, el propietario de la empresa puede o no optar por colaborar con el consultor para implementar los cambios necesarios.

Mientras tanto, la necesidad de revisar completamente los procesos y prácticas relacionados con la tecnología de la empresa puede alentar a la empresa a establecer un rol de DevOps separado en su organización de TI: un ingeniero de DevOps.

Algunos incluso podrían considerar contratar a un arquitecto de DevOps para crear un diseño para su organización, y un evangelista de DevOps para supervisar la transformación cultural.

Desafortunadamente, los ingenieros de DevOps son difíciles de encontrar. Un ingeniero de DevOps no solo es el segundo trabajo más importante en los Estados Unidos en este momento, sino que también la controversia sobre la profesión resulta en ambigüedad sobre lo que los ingenieros de DevOps deben y no deben hacer.

Mientras que algunos ingenieros de DevOps pueden supervisar la transformación de DevOps de la A a la Z, incluido el aspecto cultural, otros pueden administrar de manera realista solo etapas específicas del ciclo de vida de DevOps o trabajar con herramientas específicas como Jenkins, Maven y Ant.

Tenga en cuenta que la mayoría de los ingenieros de DevOps anteriormente eran desarrolladores o administradores de sistemas, y eso también desempeña un papel considerable en sus competencias.

Por lo tanto, las empresas deben ser muy específicas sobre lo que los ingenieros de DevOps deben poder hacer. De lo contrario, se arriesgan a contratar a alguien que no podrá llevarlo a cabo.

En otras palabras, incluso si el propietario de la empresa se muestra inflexible en la contratación de un ingeniero de DevOps para ayudar a los equipos de Dev y Operaciones de la empresa, también puede terminar pagando a una consultora de DevOps de terceros para crear una hoja de ruta para que la sigan sus ingenieros de DevOps.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.