Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

4 maneras de aplicar las prácticas de centros de datos verdes

  • Hybrid IT

GreenIT

La aplicación de prácticas ecológicas en las instalaciones puede representar un cambio cultural, pero los ejecutivos están empezando a reconocer la sinergia natural entre los dos cuando se trata de la gestión de la energía.

Según la organización sin fines de lucro Alliance to Save Energy, los edificios utilizan el 40% de la energía y el 70% de la electricidad en los Estados Unidos. También emiten más de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero de EE.UU. (más que cualquier otro sector de la economía), lo que hace que la eficiencia energética en los edificios sea increíblemente importante.

Los gerentes de centros de datos de TI pueden ayudar a los gerentes de instalaciones en el área de administración de energía.

La conversión a centros de datos "verdes" ha producido grandes ahorros de energía. Estos ahorros se obtuvieron de los servidores y el almacenamiento que ahora usan menos energía, junto con una mejor planificación de la ubicación de los activos del centro de datos para que los sistemas de refrigeración HVAC puedan funcionar de manera más eficiente. Estas lecciones pueden aplicarse también a las instalaciones.

Sin embargo, para que la administración inteligente de edificios sea exitosa, necesita la participación de la alta dirección y un equipo de administración de transición que implemente sistemáticamente los conceptos de construcción inteligente y la tecnología que lo impulsa. Este buy-in y la transición deben comenzar en la planta baja. Para que esto suceda, los directores de centros de datos e instalaciones deben reunirse para mostrar el valor de aplicar las prácticas de centros de datos ecológicos a las instalaciones.

Gestión inteligente de edificios

Aquí hay cuatro estrategias para transferir las prácticas de los centros de datos inteligentes a la gestión de instalaciones:

1. Realizar auditorías energéticas.

Un buen punto de partida es aprovechar las auditorías de energía para sus instalaciones generales. Los administradores de centros de datos a menudo utilizan estas auditorías para mejorar la eficiencia energética del centro de datos, pero también pueden beneficiar otras áreas de instalaciones.

2. Obtener software de modelado y análisis para la gestión inteligente de la energía.

Los administradores de centros de datos usan software para modelar el centro de datos y rediseñarlo para la eficiencia energética. El software también permite a los administradores establecer un retorno de la inversión (ROI) y medir cuánto tiempo tomará recuperar la inversión. No hay ninguna razón por la que este tipo de software y su análisis no puedan aplicarse al espacio general de la oficina.

3. Considere la posibilidad de reducir los metros cuadrados de sus instalaciones

Las empresas reducen constantemente los metros cuadrados con el teletrabajo, consolidando así el espacio de oficinas. A medida que las compañías hacen esto, la TI y el centro de datos desempeñan funciones vitales porque los empleados que trabajan en el hogar necesitan equipos de TI y comunicaciones para trabajar de forma remota.

4. Trabaja con tus proveedores

Muchos centros de datos emplean diseñadores y expertos en eficiencia energética, así como proveedores de equipos HVAC para ayudar a rediseñar los centros de datos para la eficiencia energética. Las mismas personas también pueden ayudar en el rediseño de las instalaciones para ahorrar energía.

La conclusión es que la experiencia del centro de datos con el ahorro de energía se puede aplicar en otras áreas de las operaciones de la empresa. Cuanto antes los CIO y otros responsables de la toma de decisiones en el nivel C aprovechen esta área de experiencia en TI, más pronto comenzarán los ahorros.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.