Por qué migrar a la nube no significa deshacerse de su tecnología heredada

  • Hybrid IT

cpd cloud

Ya se ha aceptado ampliamente que la computación en la nube no es solo computación para el futuro, sino que es la computación más efectiva por ahora en términos de fácil implementación, flexibilidad e incluso costes.

El resultado es que la mayoría de las empresas durante los últimos 5 años se han trasladado a la nube y acceden a las aplicaciones que necesitan a través de nuestras nubes públicas privadas.

A pesar de las ventajas de la nube, también deja a muchas empresas con una gran cantidad de aplicaciones heredadas que no pueden ser simplemente arrancadas o desmanteladas por muchas de ellas todavía juegan un papel importante en la empresa o en los depósitos de datos de contacto que no se han migrado a la nube.

Según la reciente Wave for Content Platforms de Forrester, el mercado de gestión de contenido empresarial (ECM) continúa su evolución hacia plataformas flexibles, extensibles y basadas en la nube. Si las plataformas de contenido modernas dominan ahora el panorama de los proveedores y los clientes continúan un ritmo constante de migración a estas plataformas, lejos de los repositorios locales obsoletos, dice Wave, los proveedores con ofertas maduras han rediseñado sus plataformas para aprovechar al máximo la escalabilidad de la nube. 

Además de eso, añde la investigación, los proveedores de nube más nuevos continúan invirtiendo en capacidades avanzadas para la gobernanza y la automatización. Todos los proveedores están adoptando AI y ML para automatizar las actividades de rutina y están creando herramientas de diseño y desarrollo para ayudar a sus clientes a brindar experiencias de usuario personalizadas y cumplir con requisitos verticales específicos. En estas circunstancias, el futuro y el uso de aplicaciones heredadas son una parte clave de la transformación digital de muchas empresas.

Planificación de tecnología heredada

La mayoría de las organizaciones tienen ecosistemas tecnológicos complicados que deben auditarse, documentarse y desentrañarse solo para comenzar a planificar un movimiento; por lo tanto, mudarse a la nube no es algo que deba apresurarse. Las organizaciones deben tomarse el tiempo para planificar adecuadamente para comprender los resultados de todos sus sistemas.

No todo el software es igual y comprender la prioridad de sus sistemas es un excelente punto de partida para planificar el futuro de los sistemas heredados. Mover toda la tecnología de una organización a la nube llevará tiempo, y el cronograma de la migración ayudará a determinar el futuro de los sistemas heredados.

Comprender la hoja de ruta del producto de su tecnología heredada podría revelar el camino futuro de la migración a la nube. También es posible que algunas tecnologías heredadas nunca se trasladen a la nube. Algunos sistemas manejan cargas de trabajo sensibles que deben permanecer en la red corporativa o necesitan admitir integraciones con sistemas sensibles. En estos casos, las API web se pueden utilizar para integrar estos sistemas heredados con los sistemas basados ​​en la nube. Por lo tanto, incluso si la tecnología no está disponible o no se puede admitir en la nube, todavía hay opciones disponibles que permiten que estas tecnologías sigan siendo una parte vital del ecosistema tecnológico de la empresa.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.