5 mejores prácticas para garantizar una buena higiene de los datos

  • Security and Risk Management

redes datos

Los datos son una necesidad absoluta en el entorno empresarial actual. Permite a las organizaciones aprender más sobre sus clientes, sus competidores y sobre sí mismas.

Hoy en día, las empresas se enorgullecen de estar impulsadas por los datos en su enfoque comercial, y la capacidad de aprovechar los datos de manera adecuada es uno de los aspectos más críticos del desarrollo comercial.

Según Forrester, "los trabajos de muchas personas dependen cada vez más de la disponibilidad de autoservicio de datos precisos y creíbles que las personas pueden usar cuando los necesitan para realizar sus tareas diarias". Las organizaciones son bastante expertas en recopilar grandes cantidades de datos de sus clientes, pero los datos más valiosos deben ser precisos y creíbles.

Por lo tanto, para obtener realmente el éxito de una cultura basada en datos, los datos con los que está trabajando deben estar limpios. Hablamos con expertos en datos para comprender la importancia de la higiene de los datos y cómo las empresas pueden asegurarse de que sus datos estén impecables.

¿Qué es la higiene de los datos (y por qué es importante)?

La higiene de datos es el proceso de garantizar que una empresa tenga datos limpios. Esto significa que los datos están libres de errores, son consistentes y precisos. La limpieza de datos evita que las empresas luchen con los problemas causados ​​por los datos sucios. Los datos se consideran sucios cuando hay información duplicada, datos incompletos o desactualizados.

Los datos sucios son uno de los desafíos más importantes que pueden enfrentar las empresas, por lo que la higiene de los datos es esencial. Los datos sucios son una propuesta peor que la falta de datos. Tener datos sucios puede llevar a las personas a tomar malas decisiones al confiar y tener fe en información inexacta mientras ignoran otras fuentes de información mejores.

La higiene de datos le permite obtener la información más precisa cuando la necesita, pero eso no es todo. Se trata de crear un proceso más amplio en torno a cómo se administran esos datos. Al seguir las mejores prácticas de higiene de datos, puede asegurarse de que su organización haya dado el primer paso hacia la gestión integral de datos, lo que significa que sabrá lo que tiene, dónde lo tiene y cuándo debe desecharse correctamente. En última instancia, la higiene de los datos puede ayudarlo a ahorrar tiempo y dinero.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.