IA y aprendizaje automático: ¿tienen razón los CISO al ser escépticos?

  • Security and Risk Management

Inteligencia artificial IA 2

Algunos CISO han visto con escepticismo las herramientas de seguridad impulsadas por IA y ML.

Si se usan correctamente, la IA y el ML pueden ayudar con el gran problema de que las organizaciones se vean abrumadas por la cantidad de datos de seguridad que deben examinar. El problema surge cuando no se puede confiar en que AL y ML reconozcan las especificidades de cómo funciona cada organización individual.

El entrenamiento de un modelo de inteligencia artificial puede llevar meses. Por eso, los CISO planean usar AI y ML para la seguridad para tratarlo como cualquier otra forma de automatización. La automatización funciona mejor cuando se tiene certeza, precisión y compromiso.

Hay que asegurarse de que una herramienta de automatización solo haga lo que deseamos que haga, de que sea lo suficientemente precisa como para no afectar nada más y dejarla funcionar durante mucho tiempo sin hacer ajustes.

Algo parecido pasa con las contraseñas. Han tenido su momento. Hoy en día, los atacantes no ingresan, inician sesión por lo que numerosas tecnologías existentes hacen que adoptar la seguridad sin contraseña sea más práctico que nunca.

La transición estará impulsada por dos cosas: lo que los usuarios esperan de los dispositivos de consumo y nuevos estándares de seguridad como FIDO que hacen que la seguridad sin contraseña sea práctica.

Los enclaves seguros en los teléfonos inteligentes modernos son un ejemplo perfecto de cómo puede funcionar la seguridad sin contraseña.

El resultado final de una transición a la seguridad sin contraseña sería una empresa más segura, usuarios más felices y servicios de asistencia técnica que no tendrían que restablecer las contraseñas constantemente después de las vacaciones.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.