Fomentar una cultura centrada en el desarrollador

  • Gestión de apps

líderes empresariales - IDC

Cuando una organización crece, no sucede de la noche a la mañana. Se necesita mucho trabajo duro, incorporar nuevos talentos y una cultura colaborativa para hacer realidad las ideas de negocios. Este crecimiento a menudo implica la integración de nuevos roles, metodologías y culturas para ayudar a que una empresa tenga éxito. Una de estas nuevas culturas que surgieron fue DevOps.

Construida sobre la base de la cultura de la ingeniería y dedicada a empoderar a los ingenieros, la cultura DevOps está entrelazada con el concepto de entrega continua y brinda a los desarrolladores la responsabilidad y la capacidad de implementar sus productos de principio a fin. En una cultura verdaderamente centrada en el desarrollador, el ingeniero está involucrado en todo el ciclo de vida del software desde el inicio, el producto, el control de calidad hasta su operación en producción

Hay formas efectivas en que el liderazgo puede apoyar una cultura centrada en el desarrollador. Cuanto más se adopte esta cultura, más exitosos serán los ingenieros de una empresa y de la industria. Hay varias formas en que las organizaciones pueden respaldar de manera efectiva DevOps y crear y mantener una cultura centrada en el desarrollador.

Comprender centrado en el desarrollador. Sin comprender qué es DevOps, es difícil fomentar su crecimiento. Es importante tener en cuenta que es un concepto que permite a los desarrolladores trabajar sin problemas a través del SDLC. Muchos ven a DevOps como un rol o una descripción de trabajo con un conjunto específico de responsabilidades, pero es mucho más grande que eso: es una cultura.

Establezca pautas, no reglas. La mayoría de las empresas crean listas de verificación de tareas pendientes para los procesos, pero finalmente fallan. En su lugar, las empresas deben centrarse en crear pautas para fomentar la creatividad y el pensamiento crítico para que los ingenieros puedan planificar, evaluar y reflexionar de manera efectiva sobre cada parte de su contribución al producto final y al proceso.

Educar a los ingenieros para que asuman la propiedad y la responsabilidad. Involucre a los ingenieros en cada paso del ciclo de vida del producto, desde el inicio del producto. El liderazgo de nivel C y otros gerentes deben confiar en que el equipo pensará de manera proactiva y ejecutará de manera efectiva. 

Fomentar un ambiente colaborativo. La colaboración entre ingenieros, así como entre ingenieros y otros departamentos, puede generar creatividad y soluciones a problemas o crear productos completamente nuevos. Además, escuchar y respetar diferentes puntos de vista puede inspirar un cambio positivo en toda la organización.

Acepte los errores y fomente la mejora continua. No existe una forma correcta o incorrecta de hacer las cosas, por lo que es importante capacitar a los ingenieros para que sean creativos y tengan la flexibilidad de cometer errores. Sus errores pueden conducir a ideas y conocimientos que de otro modo no se habrían descubierto. Dolor es igual a crecimiento. 

Capacite a los ingenieros tanto dentro como fuera de la organización. Cuanto más fuertes y empoderados sean los ingenieros, más fuerte y exitosa será la industria en su conjunto.

En conclusión, a medida que las empresas crecen, es importante ser fluido con los roles y las culturas que se transforman para lograr metas y objetivos. Centrado en el desarrollador es un ejemplo de cuando la cultura evoluciona para adaptarse y abordar una nueva demanda dentro de una empresa. 

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.