Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Microservicios: qué son y qué beneficios aportan

  • DevOps

Servicios cloud

Pensar y diseñar aplicaciones en términos de pequeñas unidades independientes es el primer paso para construir una infraestructura moderna que sea ágil, ágil y escalable.

Los microservicios son el siguiente paso en la evolución de las arquitecturas orientadas a servicios. Un microservicio es:

Ámbito funcional: el diseño de microservicios se basa en servicios y aplicaciones que logran una función comercial definida de forma limitada. Su tamaño depende de la complejidad de la función empresarial que realiza. Sin embargo, será más pequeño que una aplicación que contenga su funcionalidad y otras funciones comerciales.

Autónomo: debería poder funcionar por sí solo y sin la necesidad de otros servicios. Otros servicios pueden estar superpuestos (como un servicio que maneja la autenticación del usuario), pero realiza su función comercial de forma independiente. Se puede desarrollar y probar de forma independiente, y se puede implementar de forma independiente.

Más que cualquier otra cosa, un diseño de microservicios nos obliga a repensar la forma en que planificamos proyectos y lideramos equipos. Afecta cómo pensamos en los entregables, los ciclos de vida de las aplicaciones y el tiempo de producción. Es compatible con un enfoque basado en DevSecOps que se basa en equipos scrum amalgamados con un enfoque en la automatización, la velocidad y la agilidad. Algunos de los beneficios de usar una arquitectura basada en microservicios son:

Velocidad: dado que es una unidad autónoma, los equipos de scrum independientes pueden desarrollarlo, probarlo y ponerlo en producción independientemente de otras partes. Cada nueva unidad proporciona una funcionalidad crítica y única, pero ninguna unidad individual impide que el conjunto funcione.

Agilidad: un entorno ágil tiene éxito en unidades pequeñas que pueden construirse en equipos scrum de seis a ocho, probadas y agregadas a la tubería de lanzamiento. Los microservicios no solo funcionan, sino que prosperan en un entorno ágil y promueven lanzamientos rápidos y más rápidos de unidades independientes que pueden promoverse a la producción como unidades autónomas.

Flexibilidad: los equipos pueden usar el lenguaje y las herramientas que mejor se adaptan al problema, pueden probar, construir y desplegar la funcionalidad sin que otros equipos y servicios se lo impidan, y la base de código que cada equipo debe administrar es considerablemente más pequeña y simple. Proporcionan la flexibilidad para probar una nueva pila de tecnología en un servicio individual según sea necesario.

Simplicidad: los microservicios nos proporcionan la unidad de productividad más pequeña en un ecosistema complejo de servicios de TI dentro de cualquier organización. Obliga a las organizaciones a pensar en su función comercial más simple y la unidad de trabajo más pequeña. Además, en lugar de trabajar en un elemento de un proyecto que se gestiona de forma centralizada, cada equipo que trabaje en el contexto de una arquitectura de microservicios es libre de innovar en el contexto de una función empresarial simple, promoviendo la innovación y la toma de riesgos que no afecten organización entera.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.