Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Pasos para el desarrollo ágil

  • DevOps

programacion_software_codigo

Ser ágil permite al equipo de diseño ajustar las modificaciones o los enfoques, pero también permite al cliente ver el retorno de la inversión en tiempo real. Agile ofrece las siguientes ventajas y puede ser aplicable al desarrollo de proyectos.

1. Elimina los silos

El diseño y desarrollo de hardware y software debe realizarse simultáneamente con una gran comunicación entre los miembros del equipo con diferentes habilidades. La metodología ágil se centra en la colaboración entre equipos.

2. Lazos de retroalimentación apretados

Agile fomenta o requiere una comunicación frecuente entre los desarrolladores y quienes finalmente aceptarán y utilizarán el producto. Esto paga grandes dividendos cuando se hace bien.

3. Pruebas tempranas y con frecuencia

Las metodologías ágiles y la entrega continua son particularmente adecuadas para atender las demandas del dispositivo conectado. Con Agile, las pruebas se convierten en un componente esencial de cada fase del proceso de desarrollo, y la calidad se “integra” en cada etapa.

4. Adaptabilidad al cambio

Agile está diseñado para responder a los cambios en los requisitos, lo que facilita el ajuste de su enfoque para abordar los problemas de alta prioridad. Trabajar con un enfoque iterativo le brinda más flexibilidad para el cambio y la evolución durante los ciclos de vida del producto.

La evolución, de cascada a ágil, es metódica y requiere que los líderes de la organización realicen una evaluación de riesgos detallada dentro de una empresa. Esto significa un análisis exhaustivo de cada sector individual y su preparación para la transición. Sin embargo, una vez que empiezas con él, no debes detener la transición. Hay otros cinco pasos clave:

1. Asegúrate de que todos estén en la misma página

Educar y preparar a todos en la compañía es increíblemente importante para la transición. Esto se aplica especialmente a las personas de la alta dirección, ya que son las que inician el cambio. Si tienes sectores que no están listos para un cambio de este tipo, puedes terminar teniendo algunos sectores que se mueven mucho más rápido, lo que puede provocar tensiones o incluso conflictos.

2. Designar un equipo para liderar el proceso

En las grandes corporaciones, es mejor tener un equipo designado que presentará y supervisará la implementación de la gestión ágil. Por lo general, estos serán maestros scrum que están capacitados para liderar el proceso. Es esencial hacer un seguimiento del progreso, ya que tendrá que evaluar continuamente su rendimiento general.

3. No apresures las cosas

Es importante que el cambio del manejo tradicional al ágil sea lo más orgánico posible. Debe recordar que la transición puede no haber terminado en unos pocos meses. Las grandes empresas pueden incluso necesitar años para completar la transición. Esto depende de una variedad de factores. Sin embargo, no debes presionar a la gente para que complete la transición solo por el bien de ella.

4. Aprender del proceso

La gestión ágil está en constante evolución y debería tomarse un tiempo para aprender de su propio proceso de transición. Observe qué cosas buenas son y cómo puede usarlas para crecer aún más. Por otro lado, ¿cuáles son algunas de las debilidades que ni siquiera sabías? ¿Necesita aplicar algún cambio para facilitar el proceso?

5. Persevera en tus esfuerzos

Lo peor que puede pasar es comenzar la transición y luego renunciar a la mitad. He visto muchos ejemplos de compañías que no han hecho una transición exitosa a una gestión ágil. En su lugar, tienen algún tipo de sistema híbrido y causaron muchos problemas internos. Por esta razón, todos los pasos preparatorios son cruciales.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.