Por qué es crucial la seguridad en la nube

  • Hybrid IT

Nube

Aunque la nube es conocida por ser segura, es importante analizar la seguridad con detenimiento y asegurarse de que es lo más segura posible.

Algunas de las principales razones por las que la seguridad en la nube es crucial son las siguientes:

  • Eliminar las posibles lagunas

Todo lo que está en línea tiene el potencial de ser hackeado. A veces, hay lagunas en la seguridad que podrían permitir a alguien acceder fácilmente a los datos almacenados en la nube. Esto podría terminar siendo desastroso, ya que podría significar datos robados o eliminados. Disponer de un sólido plan de seguridad DevOps y realizar pruebas con regularidad puede ayudar a evitar las lagunas o a cerrarlas si se encuentran. De esta manera, quienes sí quieren acceder a los datos tendrán que trabajar mucho más para conseguirlos.

  • Prevenir el hackeo o el robo de datos

Cualquier empresa puede acabar siendo víctima de un hackeo. Aunque se encuentren y cierren todas las brechas posibles, es posible que alguien acceda a la nube si la seguridad no es lo suficientemente robusta. Cuando alguien accede a la nube sin permiso, puede estar buscando hacer el mayor daño posible borrando los datos o intentando robarlos. Los datos robados, especialmente si contienen información sensible, pueden ser vendidos y utilizados por los ciberdelincuentes.

Otros que irrumpen pueden entrar en el sistema de la nube, cambiar las contraseñas de los administradores y exigir una cuota determinada para devolver el acceso a la nube a la empresa. A menudo, una vez pagada esta cuota, pedirán una cuota mayor en lugar de devolver el control. En cualquiera de estas situaciones, la empresa puede sufrir significativamente, ya sea debido a la pérdida de datos necesarios para continuar con las operaciones, a la pérdida de dinero al tratar de resolver el problema o a una violación de la seguridad que perjudica la reputación de la empresa.

  • Controlar el acceso a los datos sensibles

Los datos sensibles deben protegerse de posibles pirateos, pero también hay otra preocupación. Para cumplir con normas como las de la HIPAA, las empresas deben controlar quién puede acceder a los datos. Esto significa que sólo los empleados con la debida autorización deben poder acceder y ver la información sensible contenida en los datos. Con la seguridad adecuada, esto es fácil de hacer y puede ayudar a prevenir problemas importantes que podrían ocurrir si la información sensible termina en las manos equivocadas.

  • Recuperación más rápida después de una catástrofe

Las catástrofes pueden ocurrir y, cuando lo hacen, volver a funcionar lo antes posible es crucial. Si hay un desastre natural que arruina las oficinas, como los datos están en la nube, siguen estando seguros. Con las medidas de seguridad adecuadas, no hay que preocuparse por el robo de los datos mientras las oficinas están cerradas. Una vez que las oficinas pueden reabrir, en la misma ubicación o en una nueva, la recuperación es rápida y fácil porque todo está respaldado en la nube.

Esto también funciona para otras situaciones, como que una nueva actualización de software no esté lista y provoque el borrado de datos. Se puede volver a acceder de forma segura a cualquier cosa de la que se haya hecho una copia de seguridad en la nube, lo que minimiza el tiempo de inactividad necesario para solucionar los problemas. Mientras la seguridad de la nube esté en su lugar, los datos estarán listos para acceder cuando se necesiten, ayudando a que la empresa vuelva a funcionar lo más rápido posible.

Pasar a la nube es una excelente opción para cualquier empresa, pero es importante ser consciente de los posibles riesgos de seguridad y de cómo minimizarlos. Si se toma el tiempo necesario para implementar un plan de seguridad sólido y mantenerlo actualizado con la mayor frecuencia posible, se puede minimizar cualquier riesgo potencial. 

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.