Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

2018, el año del análisis altamente predictivo en la toma de decisiones empresariales

  • Predictive Analytics

Geoff Webb

Geoff Webb, vicepresidente de Marketing y Estrategia de Soluiones en Micro Focus, ha publicado un artículo de opinión en el que augura un avance del análisis altamente predictivo.

Las principales fuerzas de transformación del negocio digital -DevOps, digitalización, IoT, escaladas de amenazas de seguridad y la explosión de la complejidad de la infraestructura híbrida- conllevan la necesidad de cambiar la forma en que gestionamos la tecnología de los negocios. En cada paso, a medida que las empresas adoptan nuevas plataformas, se mueven más rápido, acortan los ciclos de desarrollo y entrega, y aprovechan las oportunidades de IoT, crece la complejidad de administrar toda esa tecnología. Simplemente pregúntele a cualquier equipo de operaciones de seguridad sobre la complejidad de las amenazas y la naturaleza del paisaje con el que lidian día tras día, y está claro que la naturaleza de la digitalización se basa en una mayor cantidad de información que se mueve más rápido que nunca.

A medida que las empresas adoptan nuevas plataformas y adaptan los sistemas existentes para trabajar junto con las tecnologías emergentes, ¿cómo pueden las operaciones de TI y los equipos de seguridad equilibrar las presiones de permitir el uso de toda esa información sin tener que lidiar con un nivel de riesgo inaceptable? Necesitan ayuda, y es probable que el poder de las herramientas analíticas, la recopilación y el procesamiento intensivo de datos y el aprendizaje automático estén donde se ven primero.

El año que viene verán dos tendencias ser más comunes en la forma en que los CIO planean entregar la transformación digital que su negocio demanda. El primero es la adopción de tecnologías analíticas explícitas diseñadas para ingerir grandes volúmenes de datos de operación, configuración y seguridad, y brindar información e inteligencia a los equipos de operaciones encargados de mantener las luces sin comprometer la seguridad. Junto con los grandes datos, estas herramientas analíticas incorporarán las capacidades de aprendizaje automático para no solo facilitar un mejor uso de los datos para responder a las preguntas que los equipos necesitan, sino también para ayudarlos a enmarcar las preguntas que deberían estar haciendo. A medida que avance el año 2018, deberíamos esperar ver más y más decisiones comerciales y operativas basadas en las preguntas que nos pidieron que hiciéramos, no solo de las respuestas dadas por las herramientas analíticas.

En segundo lugar, deberíamos esperar ver capacidades microanalíticas. Es decir, tecnologías para proporcionar capacidades analíticas específicas de casos de uso diseñadas para aumentar las amplias herramientas analíticas descritas anteriormente, pero ajustadas y adaptadas para usos específicos dentro de los equipos de tecnología, equipos de seguridad y, por supuesto, equipos comerciales. La incorporación de análisis en otras herramientas proporcionará una amplia base de inteligencia para construir, y debería usarse para ayudar a las operaciones con exceso de trabajo y los equipos de seguridad a lidiar con la complejidad masiva de todas esas partes móviles en la infraestructura híbrida de la próxima década.

2018 indudablemente continuará aportando más y más complejidad a los encargados de administrar el negocio digital, y la seguridad y privacidad de los datos. Pero también ofrece la promesa de un nuevo conjunto de aliados basados ​​en máquinas, con capacidades analíticas para resolver los problemas complejos en los que probablemente aún no hemos pensado.

El artículo original puede leerse en este enlace.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.