Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

¿Te has mudado a la nube? Por qué deberías hacerlo a un modelo híbrido

  • Hybrid IT

nube cloud

Nunca es demasiado tarde para comenzar a disfrutar de ahorros de costes y de una seguridad mejorada fácilmente. Trasladarse a un modelo de nube híbrida implica varias ventajas.

Las nubes privadas pueden ser muy costosas de construir y administrar, mientras que la dependencia a largo plazo de las nubes públicas puede acumular facturas de uso inesperadamente altas. Con las nubes híbridas, tendrá la flexibilidad y la potencia de los servicios en la nube, además del control de su centro de datos, utilizando su infraestructura existente.

Tres beneficios clave de la nube híbrida

La infraestructura de nube híbrida es ahora un patrón común y se espera que continúe dominando la estrategia de la nube empresarial. Y con estos beneficios, es fácil ver por qué.

1. Ahorro de costes. Con ahorros en hardware, almacenamiento y tarifas de plataforma, puede canalizar sus recursos hacia la innovación y hacer crecer su negocio.

2. Mayor eficiencia. Los empleados pueden acceder fácilmente a las aplicaciones críticas para el negocio y trabajar donde sea que estén.

3. Seguridad mejorada. Tendrá la opción de mantener sus cargas de trabajo más delicadas y críticas en la nube privada para tener más control.

Desarrollar una hoja de ruta para su viaje en la nube

El uso de una nube híbrida también le permite escalar hacia arriba y hacia abajo a medida que su negocio cambia con el tiempo. Pero para aprovechar plenamente sus beneficios, evalúe sus capacidades, recursos y requisitos antes de migrar.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.