Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Innovación ágil: el santo grial de los negocios

  • DevOps

Innovación

La innovación es el santo grial de los negocios. En el mundo empresarial actual, o bien innovas o bien mueres, y esto queda claro en la cambiante imagen del sector minorista y la banca, por nombrar dos sectores que experimentan un cambio rápido. Sin embargo, la innovación no es algo que se pueda sacar de la caja y poner en marcha. No se puede encender solo cuando sea necesario. De hecho, es probablemente uno de los conceptos más incomprendidos en los negocios. Reetiquetar una organización no generará innovación de repente.

La innovación en una organización existente es mucho más difícil de realizar que la creación de una start-up innovadora. ¿Puede una gran organización innovar? Amazon y Google parecen existir puramente para innovar. ¿Se ralentizará la tasa de innovación en Amazon y Google a medida que maduren o se diseñen esas empresas con una mentalidad corporativa de constante innovación? No es el dinero o el tamaño de la corporación lo que dictará la innovación.

La respuesta al enigma está en la naturaleza de la innovación en sí misma. La innovación es un estado de ánimo; no es algo que se enciende por solicitud. Se trata de la gente y el liderazgo. La innovación a menudo sucede en su cafetería favorita o en el viaje a casa, no necesariamente en su espacio de oficina equipado con patinetes. Proviene de un sentimiento de que puedes hacerlo mejor, un deseo de hacer un cambio y la sensación de libertad para poder experimentar e intentar algo nuevo, así como para ver un problema y saber que se puede hacer mejor. La innovación es una "cosa" personal, y una "cosa" de equipo, ya que una persona rara vez podrá convertir una idea en realidad.

¿Qué crea la innovación?

Entonces, ¿qué es lo que crea innovación y qué lo ahoga? La innovación es claramente sobre las personas, la actitud y la libertad de experimentar sin miedo al fracaso. ¿Qué puede hacer una organización para estimular y fomentar la innovación? Un factor es el liderazgo. La forma en que lidere su equipo u organización afectará directamente el nivel de innovación. Otro factor es cómo estructurar equipos y administrarlos. Un número creciente de empresas, incluso si es bajo, les dará a los empleados tiempo y recursos para experimentar e innovar.

El desarrollo de software de cascada ha estado copiando los métodos utilizados con éxito para grandes proyectos de ingeniería de alto riesgo que a menudo tardan años en completarse. Sin embargo, los proyectos de ingeniería requieren resultados predecibles.

La etapa de innovación se encuentra en la parte delantera del proceso antes de que la idea se bloquee y construya. Una vez que se haya acordado la idea, el proceso de cataratas se desarrollará incesantemente hasta entregar exactamente lo acordado al comienzo del proceso. Un cambio será costoso, difícil y requerirá mucho tiempo. Si bien esta es la única forma en que puede construir un puente o un rascacielos, no es la única forma de crear software.

Para una empresa existente o una start-up, el software será el facilitador clave del crecimiento. Necesitan mantener el software para que puedan reaccionar ante cambios repentinos, como la necesidad de dar una respuesta rápida a un competidor o un cambio en el mercado.

¿Por qué ágil?

A principios de la década de 1990, comenzaron a surgir varias metodologías de desarrollo en competencia para tratar de abordar el tema de los largos ciclos de desarrollo y la dificultad de cambiar el software existente para mantenerse al día con los cambios comerciales como scrum, programación extrema (XP); desarrollo de software adaptativo (ASD); desarrollo impulsado por características (FDD); y el método de desarrollo de sistemas dinámicos (DSDM). Estaba claro que el desarrollo de software necesitaba alejarse de las metodologías de desarrollo diseñadas para soportar grandes proyectos de ingeniería a largo plazo.

En 2001, 17 desarrolladores que se autodenominaban "anarquistas organizativos" se reunieron en Snowbird, Utah. A partir de esta reunión, llegó un enfoque único. El término ágil fue acuñado para el nuevo enfoque. Fue adoptado del título de un libro, "Competidores ágiles y organizaciones virtuales: estrategias para enriquecer al cliente". El libro dio ejemplos de empresas que estaban creando nuevas formas de adaptación a mercados más turbulentos.

Poder reaccionar rápidamente a la turbulencia era la cualidad definitoria que estaban buscando. Esto fue rápidamente seguido por el "Manifiesto para el desarrollo de software ágil", que detallaba cuatro valores clave. Luego desarrollaron 12 principios operativos, llamados "Principios detrás del manifiesto ágil". Desde 2001 en adelante, todos los marcos de desarrollo que se alineaban con estos valores y principios se conocían entonces como técnicas ágiles.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mundo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.