Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Por qué no hay un único DevOps

  • DevOps

profesionales

Adoptar DevOps no es solo una cuestión de darle a un botón. Se trata de descubrir qué cambios encajan con el perfil de cada organización y aplicar los cambios tecnológicos o de procedimientos que proporcionarán las mejoras deseadas.

 

Una publicación sugiere que la incorporación de prácticas de DevOps permite sacar adelante más trabajo e implantar código hasta 30 veces más frecuentemente que la competencia. Y, según el estudio realizado en 2013 por Puppet Labs sobre el estado de DevOps 4, menos del 50 por ciento de sus implantaciones fallan.

DevOps es una forma de trabajar, que trata de que la colaboración impere en el desarrollo, el funcionamiento y las áreas de negocio. Si hay algún aspecto tangible de DevOps, este es la eliminación de los silos, la participación de las partes interesadas pertinentes y la distribución ágil de resultados de negocio automatizados. Esto no es, por sí mismo, una cuestión de automatización, de la nube o de virtualización.

Se trata de hacer las cosas mejor con lo que hay disponible y añadir la tecnología apropiada donde el proceso necesita apoyo.

DevOps fomenta un nivel de inmediatez y colaboración en TI que, en principio, tiene mucho sentido, pero que no es en absoluto fácil de implementar. Esto es especialmente cierto en las empresas de larga duración. Por lo general, se trata de una combinación de cuestiones culturales, relacionadas con las tareas y tecnológicas

DevOps no debe considerarse una apuesta de todo o nada. La mayoría de los principios fundamentales que motivan la adopción de DevOps son evidentes, como la visibilidad mejorada, una mejor colaboración, pruebas en las primeras fases del ciclo y un plazo de distribución más rápido.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mudo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.