Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

'El elemento clave a considerar en la adopción de DevOps son las personas'

  • DevOps

carlos lopez alonso

En un momento en el que toda la industria habla de DevOps, hemos querido charlar con Carlos López-Alonso, EMEA Strategic Deals Senior Principal Consultant en DevOps en Micro Focus. Este responsable nos cuenta cuáles son los principales desafíos y beneficios que conlleva este término.

¿Por qué DevOps es tan importante para las empresas?

Si echamos un vistazo rápido a la industria encontraremos múltiples definiciones de DevOps, incluyendo numerosas definiciones “interesadas” que pueden despistar o confundir al mercado, por este motivo es importante tener claro qué es y qué no es DevOps de cara a entender su relevancia para las empresas. DevOps es un movimiento cultural y profesional que hace hincapié en la necesidad de colaboración, comunicación, integración y eficiencia a lo largo de la Cadena de Valor de TI para asegurar el suministro continuo de Valor que capacite al Negocio para la consecución de los objetivos empresariales.

Atendiendo a esta definición de DevOps, resulta clara la relevancia la adopción de DevOps presenta en las empresas, máxime si tenemos en cuenta el escenario de Transformación Digital en el que esas empresas, y la sociedad en general, nos encontramos inmersos. DevOps posibilita que TI, como capacitador del Negocio, sea reconocido como un eslabón más de la cadena de valor corporativa, aportando Valor cuándo y dónde lo necesita la empresa para responder a las necesidades del mercado al tiempo que dota a la organización de la eficiencia, flexibilidad y capacidad de respuesta necesarias para reaccionar, o incluso adelantarse, a los cambios que se producen en el mercado y a la velocidad que tienen lugar.

¿Qué debe tenerse en cuenta para que esta implementación sea un éxito?

Como ya he comentado, DevOps es un movimiento cultural y profesional. Por tanto, el elemento clave a considerar en la adopción de DevOps son las personas. El cambio cultural significa que las personas de las empresas debemos adecuar nuestros conocimientos y pautas de comportamiento, más allá de los medios que podamos utilizar en nuestra actividad diaria, a un nuevo marco de comportamiento empresarial que no tiene por qué ser necesariamente cercano o similar al marco actual.

Es por ese motivo que resulta fundamental asegurar la realización de una Gestión del Cambio (de manera general conocido como Management of [organisational] Change o MoC por sus siglas en inglés). Es necesario recalcar que esta debe ser una iniciativa formal, es decir, la Gestión del Cambio no es únicamente la elaboración y ejecución de un Plan de Comunicación y un Plan de formación sino la aplicación de una metodología formal más amplia para asegurar no solo que el cambio se produce sino que se institucionaliza en la organización, eliminándose la potencial reversión del mismo al tiempo que se incorpora como parte de la nueva cultura la realización de actividades de mejora continua.

¿Cuáles son los principales obstáculos con los que nos podemos encontrar?

En línea con lo indicado anteriormente, dado que estamos hablando de un cambio cultural que impacta en las personas, pero que al mismo tiempo impacta en las organizaciones que conforman dichas personas, los principales obstáculos que vamos a encontrar proceden de la resistencia al cambio que presentamos todas las personas de manera individual, así como de la resistencia que presentan las propias organizaciones de las empresas ante los cambios de comportamiento y estructuración requeridos para responder a las necesidades del mercado, máxime cuando nos damos cuenta de que una de las características inherentes a este movimiento cultural es que no tiene por objetivo llegar a un escenario o situación estable sino posicionar a la organización en una cultura de cambio continuo.

De manera más concreta, los principales obstáculos que nos encontramos son:

·         En el caso de las personas, más allá del rechazo natural a un cambio “desconocido” por la incertidumbre que conlleva, es la inadecuación competencial o carencia de conocimientos y habilidades necesarios para realizar las actividades y tareas que la nueva organización requiere, tanto desde el punto de vista de relaciones e interacciones grupales, como desde el punto de vista de métodos, tecnologías y elementos disruptores cuyo manejo es necesario para proporcionar Valor a nuestros clientes.

·         En el caso de las organizaciones, nos encontramos obstáculos no únicamente “humanos” como es el mantenimiento del statu quo de la organización en cuanto a poder y relevancia en la empresa, sino obstáculos procedentes de una estructuración competencial y de atribuciones rígidamente reglada (caso no exclusivo de las Administraciones Públicas), de marcos de gobierno corporativo (y de TI) inadecuados o de zonas de frontera entre organizaciones y personas como son marcos poco flexibles para la evaluación del desempeño organizacional y personal.

¿Y la forma de superarnos?

Como he comentado anteriormente, la pieza clave para superar estos obstáculos, o si queremos ser menos ambiciosos, la pieza sin la cual se complica que superamos los obstáculos a la adopción de DevOps, es la utilización de una metodología formal de Gestión del Cambio que comience en la dirección de la organización.

En nuestro caso, dicha metodología gestiona el cambio a tres niveles (organización, equipo, individuo), direccionando no solo los elementos de liderazgo, visión, planificación y monitorización, sino facetas críticas como son la gestión emocional del proceso (fases) de cambio para cada nivel indicado, la comunicación y gestión del compromiso, la internalización e institucionalización, y la conformación de redes operativas (equipos y estructuras).

¿Tienes algún caso de éxito de empresa que haya implantado DevOps de forma exitosa?

Cuando se habla de casos de éxito en la implantación de DevOps, yo prefiero ser cuidadoso, no ya en relación al término a emplear (yo prefiero hablar de adopciones de DevOps más que de implantaciones de DevOps, pero no soy fundamentalista), sino en relación al entendimiento o alcance de dicha implantación/adopción.

Estamos hablando de un cambio cultural, por lo cual no hablamos de algo que de manera general suceda en un plazo corto, o por la realización de un proyecto único, o que se observe de manera “monolítica”. Dicho más claramente, salvo en el caso de las empresas denominadas start-ups que puedan haber nacido ya con esta filosofía, en el resto de empresas lo que nos encontramos, con diferentes grados de progreso, son iniciativas de transformación para adoptar DevOps. Ahí es donde estamos jugando nosotros, ayudando a estas empresas en el establecimiento de estrategias, planes y guarda railes de transformación, en el aseguramiento del cambio en clientes donde la transformación la realiza un tercero, en la capacitación de la organización y de las personas, en la agilización y “adelgazamiento” operativo y procedimental de los TI y, como empresa tecnológica, obviamente también estamos con nuestros clientes en la utilización “inteligente” de tecnologías a lo largo del ciclo completo de TI.

¿Podrías compartir algunos de sus logros?

DevOps, al igual que la Transformación Digital, se ha convertido en un mantra del mercado y un término que, como ocurrió con el caso de “Cloud” o “Nube”, es obligatorio en cualquier discurso o mensaje de posicionamiento en mercado de cualquier empresa, lo cual no quiere necesariamente decir que, al igual que el mencionado “Cloud” de hace ya unos años, signifique que esas empresas hayan adoptado DevOps a nivel corporativo o que su cultura haya avanzado en esa dirección.

¿Por qué indico esto? Porque este factor se une a la ya tradicional reticencia que todas las empresas tenemos a enseñar y compartir nuestras experiencias y resultados, lo cual significa un claro impedimento a la utilización de referencias públicas por motivos de confidencialidad.

Obviamente, siempre es posible indicar casos anónimos aunque esto suponga exigir un ejercicio de credibilidad en lo que decimos. Tenemos casos que varían desde aquellos cuyo beneficio inicial es cualitativo, como el establecimiento de planes de capacitación organizativa, el apoyo a la adopción de prácticas ágiles, la gestión del cambio o la definición de arquitecturas TI; a casos en los que su beneficio directo es plenamente cuantitativo, como la automatización inteligente de procesos y flujos de TI (transversales a las funciones de planificación, creación y operación del aplicativo/servicio) o la implantación de tecnologías de nuestro porfolio y open source como soporte a las actividades de TI, que representan ahorros de costes claros, reducciones de TTM (Time-to-Market) significativos o control sobre la deuda técnica.

¿Cómo la tecnología, y más concretamente las herramientas de Micro Focus, pueden ayudar a que DevOps sea un éxito?

Con la fusión de Micro Focus y la división de Software y Servicios de Integración de Hewlett Packard Enterprise, conformamos la séptima compañía de software empresarial del mercado. Más allá de lo que este dato “frio” pueda decir, supone que como compañía presentamos uno de los más amplios porfolios en cuanto a Soluciones tecnológicas para la gestión extremo a extremo de la cadena de valor de TI que se apoya en una presencia en la industria de las TIC muy prolongada en el tiempo y extensa en cuanto a clientes, innovación y conocimiento de los problemas a los que hacen frente las empresas en su día a día. Es por este motivo que hablo de Soluciones y no de Tecnología “aislada”, porque como la nueva Micro Focus, podemos trabajar y trabajamos con nuestros clientes proporcionando servicios de consultoría e integración de sistemas para la adopción de prácticas o aplicación de metodologías TIC, para la capacitación de las personas y organizaciones, así como para la implantación y utilización de tecnologías de nuestro porfolio en un mundo open source, de manera integrada con la aplicación de un porfolio creciente de productos y herramientas que cubren extremo a extremo las necesidades de TI, con productos específicos para la Gestión Ágil, de Integración, Pruebas y Despliegue Continuo, para soportar y operar entornos Cloud híbridos y de contenedores en un mundo bimodal donde coexiste el mainframe, herramientas de conformación de una organización data-driven que aplica elementos de Machine Learning para la toma de decisiones y el soporte a la automatización del conocimiento en la operación TIC o a la incorporación de los sistemas como “participantes” de las actividades de gestión (chatbots), y todo ello sin olvidarnos de que en un mundo interconectado y abierto, la seguridad se mantiene como un elemento clave de TI que está evolucionando a convertirse en un elemento de ventaja competitiva por el impacto en la reputación corporativa que una mala o buena seguridad de los productos y servicios ofertados por las empresas pueda suponer.

Luego, de forma resumida, nuestra ayuda a que DevOps sea un éxito es disponer de un porfolio de herramientas integrado que cubre extremo a extremo la cadena de valor de TI, complementado por los servicios de consultoría e integración de sistemas que aporta el conocimiento, experiencia y metodologías para asegurar la correcta adopción de las prácticas y capacidades DevOps así como la correcta implementación de las tecnologías dentro de la arquitectura TI.

Descubre la innovación

Para asegurar el éxito empresarial, ahora y a futuro, es imprescindible maximizar el retorno de la inversión existente en software, a la vez que innovar y adoptar nuevas tecnologías. Los retos que hay abordar para competir en un mudo de TI Híbrida incluyen DevOps, Seguridad, Gestión de riesgos y Análisis predictivo. Puedes obtener más información sobre cómo abordar estos retos e innovar en este enlace.